Contraloría de LA investiga despilfarro en LADOT

La investigación es por uso indebido de vehículos y de tiempos de descanso de empleados de LADOT
Contraloría de LA investiga despilfarro en LADOT
Empleados del Departamento de Transporte de Los Ángeles (LADOT) son investigados por uso indebido de recursos.
Foto: Archivo/Ciro Cesar / La Opinión

Diecinueve meses después de que la Contraloría pidió revisar el sistema de supervisión de empleados del Departamento de Transporte de Los Ángeles (LADOT), la agencia abrió una investigación por agentes que presuntamente se fueron en autos oficiales a sus casas y otros lugares a descansar.

El uso inapropiado de los vehículos del ayuntamiento es un viejo problema. En 2009, una auditoría puso los focos rojos sobre este despilfarro y sugirió colocar dispositivos para monitorear dichos autos, un plan que sigue en el tintero en unas de las entidades más señaladas, LADOT.

Dicho reporte detectó que tampoco se vigilaba a los empleados de alto rango que tienen el privilegio de llevarse el coche oficial a casa. Este año, la Contraloría descubrió que la entidad Aeropuertos Mundiales de Los Ángeles (LAWA) no asignó correctamente sus vehículos (uno de éstos lo conducía un fiscal).

Por otro lado, se detectó un desfalco de por lo menos $325 mil en el programa de reembolso por utilizar vehículos particulares. Un ejemplo: un empleado reportó que por cuestiones laborales recorrió 55 mil millas de 2009 a 2011 (equivalente a dar dos vueltas a la Tierra) y le pagaron $30 mil.

Este miércoles se observó que empleados de la Ciudad y el Condado llegaban en coches del gobierno a la Oficina Postal de la calle Alameda, a un costado de la central de trenes Union Station. Cuatro unidades, entre éstas una patrulla de la Policía de Los Ángeles (LAPD), se estacionaron para dejar cartas, un trámite aparentemente personal, durante el mediodía.

Al cierre de esta edición no fue posible comprobar si la escala fue parte de sus deberes.

“Es algo que no te interesa”, respondió enfadado un hombre maduro que, a bordo de un sedán híbrido con el escudo del Ayuntamiento en las puertas, se dirigió al lugar a dejar correspondencia.

La última controversia en el LADOT, que expone la falta de supervisión a los agentes de tránsito, se presenta sólo días después de la salida de su titular, Jaime De La Vega, quien tomó las riendas por otro escándalo: empleados de la misma división interactuaron con una actriz porno.

Una investigación del canal CBS2 reveló que unos seis agentes encargados de extender multas por violaciones de tránsito acostumbraban irse a casa a descansar hasta por tres horas, compraban en tiendas, perdían el tiempo estacionados y almorzaban por largo rato en sus jornadas laborales.

Uno de los empleados acusados, Gabriel Aguilar, quien solía descansar en su casa en Sylmar, ganó más de $86 mil el año pasado, incluyendo $28 mil de horas extras, según la estación.

“El departamento está realizando una investigación interna sobre la conducta de nuestros agentes de tránsito”, indicó un vocero de LADOT en un comunicado. “Estamos comprometidos a tener agentes con un alto nivel de conducta y un comportamiento poco profesional no será tolerado”, agregó.

El contralor Ron Galperin afirmó que estaba discutiendo este caso con el gerente interino del LADOT, Jon Kirk Mukri, para aplicar plenamente las políticas de la entidad. “Es inaceptable desperdiciar recursos de la Ciudad y trabajaremos con el departamento para utilizar la recolección de datos para un mejor monitoreo del rendimiento, jornadas y tiempo extra de su fuerza de trabajo”, comentó.

Hace tres semanas decenas de empleados del LADOT criticaron el desempeño de su entonces jefe, De La Vega, por implementar políticas “equivocadas” que redujeron la atención del público y “minaron la moral” de los trabajadores.