Miguel Herrera y un…Mundial de rebote

El 'Piojo' está cerca de lograr lo que nunca pudo hacer como jugador
Miguel Herrera y un…Mundial de rebote
Miguel Herrera tiene ante sí una dura prueba y una oportunidad que no esperaba: asistir a un Mundial.
Foto: MEXSPORT

Rueda la vida igual que un balón de futbol sobre la grama de un campo de juego, y en esos giros un día te quedas fuera y otro estás tocando la puerta a punto de entrar cargando una gran responsabilidad.

Así se puede relatar lo que han sido las últimas dos décadas para el hoy técnico Miguel “Piojo” Herrera, quien hoy dirigirá su primer partido oficial con la selección mexicana, 19 años después de que se enfundara la camisa verde como jugador por última vez.

Su llegada al timón del Tri no es la ideal, pero Herrera aceptó cargar con la responsabilidad de ser la última esperanza que tiene México para meterse al Mundial.

Su nombramiento quizás es un reconocimiento a la labor que ha hecho con el América, al que hizo campeón y cuyo futbol es uno de los más avasalladores en la Liga MX.

Pero no puede pasarse por alto que sus jefes en Televisa, los dueños del futbol mexicano, ven en él al último recurso para salvar el negocio que representa el ir al Mundial.

Es así como el hombre que un día se quedó con las ganas de jugar un Mundial hoy está en la antesala de la cita del orbe.

Miguel Herrera fue un destacado defensa lateral del Atlante a principios de la década de los 90. Su fiereza y su carácter lo llevaron a la selección que en aquellos años buscaba regresar a un Mundial después de habérsele prohibido participar en la Copa del Mundo de 1990 por el escándalo de los “cachirules”.

En 1988, la FIFA descalificó a México de todos los torneos internacionales por dos años al descubrir que su Federación falsificó las actas de nacimiento de jugadores del Tri Sub-20 que jugó la eliminatoria para el mundial sub 20 del año siguiente.

Ese fantasma aún estremece a los mexicanos cuando se menciona el caso.

Cuatro años más tarde, una nueva generación estaba tomando el lugar que ocuparan en los años 80 aquellos que jugaron junto a un Hugo Sánchez en plenitud con el Real Madrid y que poco pudo hacer en su Mundial en 1986.

Ese equipo contaba con futbolistas como Jorge el ” Brody” Campos en el arco, Ignacio “Nacho” Ambriz y Ramón Ramírez en el medio campo, Luis García en ataque, entre otros.

El “Piojo” se quedó fuera a última hora de la selección que fue al Mundial Estados Unidos 1994, a pesar de que su presencia había sido regular durante la eliminatoria y la Copa América de 1993, torneo en el que el Tri fue subcampeón.

Muchos atribuyen su baja de la selección al carácter intempestivo que lo puso en medio de incidentes que quedaron guardados dentro de la memoria de los aficionados de la época.

El 11 de abril de 1993 se celebró el partido de la fase final de la eliminatoria de la Concacaf entre México y Honduras en el Estadio Azteca.

La punta izquierda del catracho Dolmo Flores o la banda derecha del ‘Piojo’ Herrera fue el escenario del duelo que no tardó en llenarse de entradas fuertes y empujones entre ambos jugadores, que pronto le prendieron el fuego a la estufa.

El primer round entre ambos los enfrentó en un balón que ambos persiguieron hasta que salió por la banda. Pero Flores y Herrera se hicieron de palabras.

El mexicano encaró al hondureño y le dio un leve cabezazo al atacante catracho. Flores respondió tirándole un puño a la cara que el árbitro Ronald Gutiérrez Castro sancionó con una tarjeta amarilla mientras el defensa azteca se revolcaba en el pasto.

El pleito se repetiría minutos más tarde. En una jugada similar, Dolmo controla el balón y regatea a Herrera que sin miramientos se lanza en una artera zancadilla que claramente buscaba a su rival y no al balón que simplemente rodó, nuevamente, afuera del terreno de juego.

El hombre de negro no dudó en sacar la roja directa.

Eso no cortó las convocatorias al Tri , que en esos años eran habituales para Herrera.

El ‘Rojo’ fue parte de aquella memorable Copa América en la que México, que fue como invitado, llegó hasta la final, en la que cayó ante Argentina 2-1.

Los días de Herrera vistiendo la camisa verde llegaron a su fin cuando el técnico Miguel Mejía Barón anunció a los 22 que irían al Mundial Estados Unidos 94.

El ‘Piojo’ es de memoria larga. Apenas a comienzos de este año revivió ese pasaje con declaraciones que aparecieron en los medios mexicanos en febrero de este año.

“Lo que después no concibo es que un tipo te diga que estás en un grupo, que vas a ir al Mundial y luego no tenga los pantalones para decirte: ‘¿Sabes qué?, no pude llevarte, hubo muchas presiones'”, comentó Herrera en a la prensa mexicana al recordar lo ocurrido hace 19 años.

Estas declaraciones se agravaron cuando el ‘Piojo’ llamó al exentrenador nacional un ‘desviado sexual’, por lo que a la postre tuvo que pedir disculpas.

Así es como ha girado la pelota en la vida de Herrera, quien hoy ve sus esperanzas de finalmente llegar a un mundial si libra la aduana en Oceanía.

De lograrlo, quedará pendiente saber si sus jefes lo consideran para dirigir al ‘Tri’ en el mundial o si, como hace 19 años, lo dejan fuera al último minuto.