Lakers frenan a Detroit

Pau, Hill y Blake tienen gran tarde y evitan caída en el Staples Center

Pau Gasol intenta la canasta ante Andre Drummond, de Detroit.
Pau Gasol intenta la canasta ante Andre Drummond, de Detroit.
Foto: AP

Pau Gasol coqueteó ayer con el triple-doble y los Lakers de Los Ángeles evitaron una tercera derrota al superar a los Pistones de Detroit por 114-99 con una gran alegría en su juego y la confirmación del gran nivel de Jordan Hill y Steve Blake.

El español registró 12 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, mientras que Hill firmó 24 tantos y 17 rebotes —récords en su carrera— y Blake repartió 16 asistencias.

Los angelinos respondieron de esta manera tras comprobar cómo Kobe Bryant se entrenaba por primera vez el sábado tras siete meses de ausencia por lesión, aunque por ahora se desconoce su fecha de regreso.

Brandon Jennings acabó con 23 puntos y 14 asistencias, en tanto que Andre Drummond aportó 14 tantos y 13 rebotes.

Los Lakers, con Gasol más centrado en asistir a sus compañeros, se mantuvieron a rueda de los Pistones con la asociación formada por Blake y Johnson, si bien fue la irrupción de Nick Young con dos triples consecutivos la que permitió que los de púrpura y oro adquirieran una renta de ocho puntos a falta de un cuarto (79-71).

No se detuvieron ahí los locales, que encadenaron un parcial de 16-0 a base de efectuar un bloqueo y continuación imparable para los Pistones (85-71) del que se benefició especialmente Hill, magnífico toda la velada.

Desde ese momento los oro-púrpura no miraron atrás y empezaron a hilvanar triple tras triple, algo que contagió a Jennings, quien a su vez encadenó cuatro seguidos, pero no resultaron suficientes para frenar el recital ofensivo de su contrincante.