Fotoperiodistas en EEUU denuncian poco acceso a Obama

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca y otras organizaciones de prensa reclamaron una reunión con Jay Carney, portavoz del Presidente, para discutir el asunto

Washington – Los reporteros gráficos que suelen cubrir al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, están quejándose de la falta de acceso a algunas actividades que en principio son cerradas y de las que luego la Casa Blanca divulga imágenes y videos oficiales, según una carta dada a conocer hoy.

“A esos periodistas se les niega rutinariamente el derecho de fotografiar o grabar en video al presidente mientras desempeña sus funciones oficiales”, denuncian la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca y otras organizaciones de prensa en la misiva enviada al portavoz del Presidente, Jay Carney.

La carta está también firmada por la Sociedad Estadounidense de Editores de Periódicos y varios medios de comunicación a título individual.

En ella explican que la Casa Blanca argumenta que algunos eventos del mandatario son cerrados para no dar acceso a la prensa gráfica y después distribuye imágenes tomadas por los fotógrafos y cámaras oficiales.

Con esa práctica, la Casa Blanca está “sustituyendo al fotoperiodismo independiente con comunicados de prensa visuales”, según el texto.

“Excluir a la prensa” de la cobertura de muchas de las actividades del presidente “es una ruptura importante con la forma en que administraciones anteriores han trabajado” con los periodistas, advierten los denunciantes, que piden una reunión con Carney para tratar este asunto.

En una rueda de prensa, el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, se defendió y dijo que hay “ciertas circunstancias en las que simplemente no es factible tener a periodistas independientes en la misma habitación cuando el Presidente está tomando decisiones”.

No obstante, “seguimos muy comprometidos con asegurar que los periodistas independientes están documentando lo que el presidente está haciendo”, afirmó Earnest.

También señaló que la Casa Blanca está aprovechando las nuevas tecnologías para que el pueblo estadounidense tenga acceso a videos o fotografías de Obama, aunque enfatizó que eso nunca será “un sustituto” de la “importante labor” de la prensa libre e independiente.