‘Mi misión: mantener la clínica solvente’

Una salvadoreña nacida en EEUU toma las riendas de Clínica Romero

La  Dr. Maria Ayala (der.) junto al paciente  Guadalupe Chicas (centro), conversan con la nueva directora de la Clinica Romero, quien dice tener como misión mantener la institución solvente.

La Dr. Maria Ayala (der.) junto al paciente Guadalupe Chicas (centro), conversan con la nueva directora de la Clinica Romero, quien dice tener como misión mantener la institución solvente. Crédito: <copyrite>La Opinión - </copyrite><person> Aurelia Ventura< / person>

ENTREVISTA

Sandra Leiva-Rossato no solo representa a la Clínica Romero como la nueva directora ejecutiva, sino que también representa a la siguiente generación de salvadoreños—americanos que quieren hacer la diferencia.

Leiva-Rossato es hija de una pareja de inmigrantes que huyeron de El Salvador en la década de los setenta, pero no por la violencia, sino para escapar de la pobreza. Ella nació en Los Angeles y creció en la zona de Pico-Union. Estudió Administración en la Universidad de Phoenix y trabajó en el sector bancario por varios años.

Hace unos cuatro años, Leiva-Rossato llegó como voluntaria a la Clínica Monseñor Romero, estuvo como asistente ejecutiva, y por casi un año fue la directora ejecutiva interina hasta hace unas semanas, cuando la nombraron oficialmente en el cargo. Ella tiene tres hijas y quiere mantener el legado de la Clínica Romero para las futuras generaciones.

Por cuestiones de la vida llegué como voluntaria. Debo confesar que yo no sabía mucho de la clínica, cuando mis papás se fueron de El Salvador dejaron todo atrás y no querían estar recordando el pasado.

Al principio, cuando yo llego a la clínica no podía comenzar a entender lo que significaba para la comunidad, la enorme ayuda que brindaba a la comunidad, en nombre de un gran hombre. Por muchos años viví otra realidad y se me olvidó que había tanta pobreza, al ver esto decidí quedarme. Para mí es un honor estar aquí, ayudando a las personas más pobres, a la población más vulnerable. Ese es el trabajo que Monseñor Romero quería que todos hiciéramos, él abogaba por los más pobres y ese es nuestro trabajo en la clínica.

Mi misión, mi meta es hacer que la clínica permanezca abierta. Mantenerla solvente. Lo demás sólo es bulla.

Me enfoco en incrementar la productividad y lo hemos hecho, ahora cada proveedor (doctor) está atendiendo a por lo menos 21 pacientes al día, sé que se puede incrementar a 30 pacientes y para allá vamos. También estamos monitoreando la calidad de los pacientes y asegurándonos que el departamento de cobros funcione.

Ahora estamos enviando alrededor de 3 a 4 peticiones de donaciones al mes y estamos desarrollando un plan para salir a la comunidad para recaudar dinero. Pero tengo que decirte que la recaudación privada es una parte muy pequeña del presupuesto. No es así como vamos a pagar las cuentas. Nos tenemos que enfocar en tres puntos clave: la calidad de atención al paciente, la productividad, y los cobros.

Oficialmente desde julio del presente año fiscal y quiero estoy haciendo todo lo posible para mantenernos así.

Yo creo que es un esfuerzo de equipo. Tuvimos un cambio de liderazgo que permitió evaluar las cosas de forma diferente… ahora tenemos una nueva directora médica, nuevo director de finanzas, nuevo director de desarrollo y un nuevo director de programas. Estamos monitoreando los efectos de nuestros programas para evaluar los resultados.

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain