Morelia queda herido

Cuadro monarca rescata empate ante León, que toma ventaja para la vuelta

Morelia queda herido
Joel Huiqui (segundo de izq. a der.), de Morelia, celebra uno de los goles contra León, ayer.
Foto: MEXSPORT

MORELIA, México.— En un duelo trepidante, repleto de grandes anotaciones, pero también de pifias, León no supo aprovechar la ventaja de dos goles que tuvo ayer en un par de ocasiones y se dejó empatar 3-3 por Monarcas Morelia, en partido de ida de los cuartos de final del Torneo Apertura 2013 de la Liga MX.

Este resultado beneficia a los Esmeraldas por el gol de visitante, por lo que Morelia tendrá más trabajo para la vuelta en el Nou Camp.

La escuadra esmeralda primero ganaba 2-0 y luego 3-1, pero no materializó el dominio que llegó a ejercer sobre los michoacanos y desperdició la oportunidad de regresar a casa con la serie casi definida.

Acostumbrado a marcar grandes anotaciones, Luis Montes abrió el marcador con un golazo de larga distancia que dejó sin oportunidad a Federico Vilar, al 15′.

Contagiado por la magia del “Chapito”, Mauro Boselli no se quiso quedar atrás y con un disparo bombeado techó al guardameta michoacano para firmar un bello gol y el 2-0 a favor de los esmeraldas, al 22′.

Cuando parecía que Morelia agonizaba, Jefferson Montero apareció para acortar distancia en el marcador con un buen tanto, tras dejar a en el camino a dos defensas y después fusilar a William Yarbrough, al 28′.

Pero una vez más, León amplió la ventaja, gracias a un tanto de Elías Hernández, quien aprovechó el regalo de Mauro Boselli para poner el 3-1, al 38′.

Gustavo Matosas apostó por mantener la ventaja y mandó a Rafael Márquez y Carlos Peña a la cancha, en lugar de Mauro Boselli y Darío Burbano, pero no lo consiguió.

Carlos Adrián Morales acortó distancia en el tanteador con un disparo lejano que, tras ser desviado, quedó fuera del alcance del portero visitante, al 72′.

Yarbrough estuvo muy errático en los minutos finales. La primera pifia, al 79′, casi le cuesta el gol del empate a su club, pero el defensa michoacano Joel Huiqui mandó la pelota por un costado.

Sin embargo, al 83′ no corrió con la misma suerte y tras ser techado en un centro del “Recodo” Valdez, esta vez Éver Guzmán, con escasos 20′ en la cancha, no perdonó y mandó su cabezazo al fondo de las redes.

De cualquier manera, el resultado representa ligera ventaja para León, pues el primer criterio para ganar la serie en caso de un empate global es la cantidad de goles que se marcaron como visitante.