Peña Nieto asegura que México es un país de paz

En medio de la visita oficial de su homólogo de Israel, Shimón Peres, el presidente destacó dos acuerdos comerciales entre los países

Durante su encuentro con el presidente mexicano, el mandatario israelí sostuvo que un proceso de paz con Palestina es indispensable.
Durante su encuentro con el presidente mexicano, el mandatario israelí sostuvo que un proceso de paz con Palestina es indispensable.
Foto: AP / Marco Ugarte

México – México es un país de paz y fraterno donde su mayor activo está en su gente cálida, amable y hospitalaria; tiene hoy un clima de mayor democracia, participación política y mayor acuerdo y consenso, dijo el presidente Enrique Peña Nieto a su homólogo de Israel, Shimón Peres quien realiza una visita oficial de cinco días.

El mandatario mexicano destacó dos acuerdos que celebran ambas naciones; uno de asistencia mutua y un memorándum para la cooperación en créditos de exportación; además de un convenio en materia de tecnología del agua y administración de recursos.

Tras reconocer el respaldo de México al proceso de paz en Medio Oriente, el presidente de Israel se mostró confiado en los resultados positivos de estas negociaciones y advirtió que “no nacimos para ser enemigos, para dominar a los demás, ni para quitarle la tierra a nadie”.

En un mensaje en la Residencia Oficial de Los Pinos, luego de su conversación privada con el funcionario mexicano, Peres advirtió que tal vez la transición no será agradable, pero el proceso de paz es indispensable para Israel y Palestina y se debe lograr a nombre de los pueblos y gobiernos de ambos países.

“Estamos de acuerdo en que la respuesta al conflicto debe estar basada en una solución de dos Estados; dos Estados para dos pueblos”, insistió.

A partir del proyecto del Gobierno de México en el sentido de “Mover a México”, Peres expresó que Oriente Medio se debe mover y volar para escapar a los límites y llegar a otros niveles con paz y prosperidad.

Peres reconoció que el apoyo de México ha sido fundamental para ese proceso, precisamente, porque está en una etapa histórica muy interesante, listo para impulsar el despegue de América Latina.

En su calidad de Premio Nobel de la Paz, el presidente sostuvo en que “estamos determinados a llegar a un acuerdo completo porque la paz es urgente y fundamental, pero sobre todo un imperativo moral, donde apreciamos el apoyo de México”.

Afirmó que ambos países son viejos amigos, pero jóvenes socios con una nueva visión que sin olvidar los valores del pasado, “deseamos llegar alto en el futuro”.

Bajo el liderazgo de Peña Nieto, añadió el presidente Peres, México está preparado para alcanzar muy pronto nuevas alturas, porque él representa a una nueva generación de políticos.

El presidente israelí dio a conocer que un grupo de empresarios de su país, que le acompañan, están interesados en intercambiar tecnologías y hacer negocios y, respecto al ámbito cultural, opinó que ambos pueblos son de libros y de plegarias.

“Estamos en el mismo nivel; México está despertando a América Latina e Israel está despertando al Oriente Medio”, externó.

Peres agradeció a nombre de su Gobierno, pero sobre todo personalmente, la calidez del presidente mexicano y –dirigiéndose a su comitiva— pidió a los presentes “tomar el ejemplo de este hombre joven, porque con esa actitud el mundo puede ser más joven y mejor”.

En el acto, también invitó oficialmente a Peña Nieto a visitar su país, aunque luego de reflexionarlo un segundo, advirtió que el año está por concluir y, entonces, la visita tendrá que realizarse en 2014.