Destruyen 128 hectáreas de amapola en Guatemala

La siembra de amapola, que sirve para producir drogas como la morfina y la heroína, es un problema sociocultural que envuelve a familias completas, según las autoridades
Destruyen 128 hectáreas de amapola en Guatemala
Una mujer policía monta guardia durante un operativo para destruir una plantación de amapolas en la población de 11 de mayo, en Guatemala, cerca de la frontera con México.
Foto: AFP / Johan Ordoñez

Las fuerzas de seguridad de Guatemala destruyeron 128 hectáreas de plantaciones de amapola para la producción de drogas en el departamento de San Marcos, fronterizo con México, informó una fuente oficial.

La amapola estaba sembrada en comunidades de los municipios de Tajumulco, Sibinal e Ixchiguán, de San Marcos, unos 300 km al suroeste de la capital guatemalteca, explicó a periodistas el ministro del Interior, Mauricio López.

“La práctica del cultivo de amapola en esta región del país es un problema sociocultural donde están involucradas familias completas“, expresó el funcionario.

En los operativos, realizados entre el domingo y el viernes, participaron unos 800 miembros de la Policía Nacional Civil y del Ejército guatemalteco sin reportar capturas, agregó López.

Durante la erradicación de amapola también fueron destruidas dos hectáreas de cultivos de marihuana.

En su visita a Guatemala la semana anterior, el director antidrogas de la ONU, Yury Fedotov, explicó que apoyarán a este país centroamericano con programas de cultivos alternativos para campesinos dedicados a sembrar amapola para producir droga.

En lo que va del 2013 las autoridades guatemaltecas han erradicado unas 2,550 hectáreas de plantaciones de amapola, mientras que el año pasado la cifra cerró en 591, según datos oficiales.

De la amapola se extrae el opio, que sirve de materia prima para fabricar drogas como la heroína y la morfina.