Joan Sebastian y Ezequiel Peña dan concierto magistral en LA

El Rey del jaripeo cerró su gira '13 celebrando el 13' en la Arena Deportiva de Los Ángeles con un gran espectáculo ecuestre
Joan Sebastian y Ezequiel Peña dan concierto magistral en LA
Joan Sebastian cantó montado en caballos andaluces y con frisones holandeses negros.
Foto: Leopoldo Peña / Especial para La Opinión

Cantar a caballo no es nada fácil. Por eso es de admirar que Joan Sebastian lo siga haciendo a sus sesenta y tantas primaveras.

El llamado “Rey del jaripeo” salió al ruedo de la Arena Deportiva de Los Ángeles anoche para concluir su gira ‘13 celebrando el 13’, ofreciendo un emocionante aunque breve jaripeo con vaqueros locales, un hermoso espectáculo ecuestre con imponentes ejemplares andaluces y frisones, y acompañado del cantante Ezequiel “El Cheque” Peña.

Sebastián abrió su actuación de la noche con banda interpretando ‘El peor de tus antojos’, tema que prendió los ánimos de un público que más o menos pacientemente espero casi tres horas de rodeo y estrellas emergentes. Su voz se escuchaba ligeramente ronca, cuya razón explicó más tarde.

Le seguirían una larga lista de éxitos de una igualmente extensa carrera de este artista mexicano oriundo del sureño estado de Guerrero que ha publicado alrededor de 40 álbumes y escrito cientos de canciones por sí mismo y muchos otros artistas, lo que le han ganado otros apodos como “El poeta del pueblo” y “El huracán del sur”.

Su repertorio incluyo las románticas ‘Tatuajes’, ‘Me gustas’ y ‘Eso y más’, en estas últimas con guitarra acústica en mano, todas de corte pop y testamento de la versatilidad de este artista que ha logrado éxitos en varios géneros musicales.

Con la banda en todo apogeo interpretó ‘Amorcito mío’ y la bailable ‘Estos celos’, tema que escribió y produjo para Vicente Fernández.

Esta última canción sirvió de preámbulo a interpretaciones de melodías de su álbum ‘13 celebrando el 13’, en que por primera vez grabó creaciones suyas hechas famosas otros artistas.

Así cantó ‘La Derrota’, una romántica que también grabará Fernández— a quien describió como “el papá de los pollitos, el número uno” de la música bravía—, aunque sobre su interpretación dijo entre broma y disculpa: “Yo la canto horrible”.

También agregó estar orgulloso de que ‘los pollitos me canten también’ y cantó ‘Estuve’, que convirtiera en éxito Alejandro Fernández.

No pasó mucho tiempo antes de que se escuchara ‘Juliantla’, uno de sus más sonados éxitos pop y con que rinde tributo a su pueblo natal, aunque en esta ocasión con banda y un poco más rápida que la original. Aquí Joan Sebastian aprovechó para ofrecer una disculpa. Aconsejándole a la gente que tuviera “cuidado con estos climas”, posiblemente refiriéndose al frío del Sur de California, reveló que tenía “problemas con los bronquios” que afectaban su actuación. Aun así, Juliantla fue otra melodía destacada de la noche.

Con pocas excepciones, ‘El poeta del pueblo’ cantó montado en briosos caballos andaluces —blancos, tordos y castaños— y otros igualmente estupendos frisones holandeses negros, todos de lindo pelaje y larga melena y diestros en bailar al ritmo de la música. La gracia de los altos potros —el cantante necesitó ayuda en cuando menos una ocasión para subirse—, definitivamente le dieron realce al concierto.

Lo mismo se puede decir el breve jaripeo en que una docena de vaqueros latinos, negros y anglos arriesgaban la vida por varios segundos sobre el lomo de bravos toros, uno de los cuales se llamaba Enrique Peña Nieto, como el presidente de México.

Por otro lado, fue agradable ver talentos californianos como la cantante de mariachi Daisy Sánchez (de Bakersfield) e Irene Davi (de Anaheim), quienes demostraron tener voces poderosas y mucho potencial de éxito.

Pero el mejor momento de la noche fue el dúo de Joan Sebastian con Ezequiel Peña, quien tuvo su propio segmento a mitad del concierto.

Sebastian anunció que cantaría ‘Bandido de amores’, un éxito del desaparecido Antonio Aguilar, por quien se quitó el sombrero diciendo “que abrió brecha” para artistas como él promoviendo la mexicanidad con su música y conciertos de jaripeo por el mundo. Y pidió al “Cheque” Peña que lo acompañara a cantar esa melodía, ambos montados a caballo. El público enloqueció al ver juntos a los dos populares artistas, quienes además interpretaron un corrido de Sebastian que Peña grabará próximamente. Ahí mismo, el Cheque le pidió al cantautor de Juliantla que lo grabaran juntos. Sebastián aceptó.

La inclusión de caballos europeos en el show impresionó a Deyra Franco. “Fue un concierto muy satisfactorio para mí pues me encantan los caballos andaluces”, dijo la residente de Los Ángeles.

Para Lissette Ramírez fue su primer concierto de Sebastián. “Me encantan sus canciones, son unos poemas de amor”, dijo la joven del Valle de San Fernando.

Por su parte, Valentín Salto dijo que apreciaba el estilo de Sebastian. “Me gusta su buena música”, dijo el residente angelino. “Sus canciones son muy limpias y permiten que a sus conciertos puedan venir familias”.

Temas más prendidos: ‘El peor de tus antojos’, ‘Juliantla’, ‘Diséñame’ y ‘Bandido de amores’ (con el Cheque Peña).

Frases de la noche: “El papá de los pollitos” —refiriéndose al cantante Vicente Fernández como el número uno de la música bravía mexicana.. y “Yo la canto horrible” –describiendo su reciente interpretación de ‘La derrota’, que escribió y produjo originalmente para Vicente Fernández.

Humor de jaripeo: un toro llevaba por nombre Enrique Peña Nieto, como el presidente de México.

Otros destacados: Daisy Sánchez de Bakersfield, quien cantó con mariachi temas de Rocío Durcal y otros clásicos mexicanos, e Irene Davi de Anaheim, quien interpretó un popurrí de Selena.