Tío de Obama no corre la suerte de otros “deportables”

Un juez de Inmigración le permitió quedarse en EEUU a pesar de que por dos décadas desobedeció una orden de deportación
Tío de Obama no corre la suerte de otros “deportables”
Onyango Obama vino a Estados Unidos de su nativa Kenia en 1963.
Foto: AP

Nueva York – El presidente Barack Obama está a punto de romper el récord de deportados, cuando a comienzos del próximo año se supere la cifra de dos millones de inmigrantes indocumentados devueltos a sus países de origen.

Y aunque es ese el gran temor de millones de personas que viven sin documentos en EEUU, el que un día las autoridades de Inmigración llamen a la puerta y les den una orden de salir del país, este no es el caso de un tío del presidente Obama que a pesar ser indocumentado, logró salvarse de la deportación.

Onyango Obama, quien por más de dos décadas nunca obedeció a una orden de deportación, recibió el martes la buena noticia de un juez que le autorizó a quedarse a vivir en este país, en el cual ha residido por 50 años sin documentos legales. Y a pesar de que es familia del Presidente, las autoridades aseguraron que la decisión no tiene nada que ver con ese parentesco.

A pesar de que el inmigrante keniano de 69 años llevaba más de dos décadas sin cumplir con una orden de deportación, el juez de Inmigración Leonardo Shapiro le permitió quedarse argumentando que cumplía con los requisitos establecidos en una ley de la década de 1970, que permite a los inmigrantes indocumentados convertirse en residentes permanentes si llegaron a Estados Unidos antes de 1972, mantuvieron residencia continua y tienen integridad moral.

Y es que al presentarse ante el juez, el tío de Obama logró demostrar que lleva 50 años viviendo en EEUU y nunca ha salido del país. Además, tiene un récord limpio, a pesar de que fue arrestado una vez por manejar ebrio.

Onyango Obama, medio hermano del fallecido padre del presidente, ha vivido en Estados Unidos desde la década de 1960. Se le ordenó que dejara en el país en 1992, pero se quedó.

Onyango Obama dijo en su testimonio que vino a Estados Unidos de su nativa Kenia en 1963 y que no había regresado desde entonces. Indicó que Estados Unidos era una “tierra de oportunidades”.

Su condición migratoria no se había hecho pública hasta que se le arrestó por conducir embriagado en el 2011 en Framingham, al oeste de Boston. Después de su arresto, presuntamente le dijo a la policía: “Creo que voy a llamar a la Casa Blanca“.

Cuando el fiscal le preguntó el martes si había dicho eso, Obama respondió que era probable que lo hubiese hecho, pero que no recordaba.

La Junta de Apelaciones de Inmigración envió este año el caso a la Oficina Ejecutiva para Revisión de Inmigración para una nueva evaluación.

Margaret Wong, la abogada de inmigración de Obama en Cleveland, se refirió a él como “un maravilloso caballero mayor”.

“Se ha ganado su privilegio de quedarse en Estados Unidos. Ha estado aquí por 50 años”, dijo el martes antes de la audiencia.

La Casa Blanca dijo que esperaba que el caso fuese manejado como cualquier otro caso de inmigración.

Alrededor de la web