Seis personas hospitalizadas en México por radiación

Las autoridades médicas temen que los pacientes hayan tenido contacto con el cobalto 60, material que fue abandonado en un área rural cerca de Pachuca a principios de semana

Un bombero inspecciona parte del equipo que contenía el material radioactivo.
Un bombero inspecciona parte del equipo que contenía el material radioactivo.
Foto: AP / Marco Ugarte

PACHUCA, México — La policía federal bloqueó el viernes el acceso a un hospital en ciudad central de Pachuca donde reportan el ingreso de seis personas, cinco adultos y un menor de 16 años, por posible exposición a radiación.

Una funcionaria cercana al caso informó que seis personas fueron admitidas en el Hospital General de Pachuca y que se encuentran en observación por posiblemente haber tenido contacto con el cobalto 60, material radiactivo que fue abandonado en un área rural cercana, cuyo hurto fue reportado a principios de la semana y cuyo hallazgo se realizó el miércoles.

El robo y posterior hallazgo del material radiactivo generó la emisión de alertas por parte de las autoridades ante la peligrosidad que representaba el cobalto 60 para quien lo manipulara.

La empleada de Gobierno pidió que su identidad se mantuviera en el anonimato por no estar autorizada a dar información a la prensa. Agregó que sólo una persona de las seis que ingresaron al hospital presenta síntomas como vómito y náuseas.

José Antonio Copca, subsecretario de Prestación y Servicios de la Secretaría de Salud de Hidalgo, señaló a Notimex que al parecer los afectados tuvieron contacto 12 horas después de que fue robado el tráiler que transportaba equipo médico en Tepojaco, en el municipio de Tizayuca, el cual fue abandonado en Hueypoxtla, Estado de México.

Las autoridades mexicanas de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias están aún trabajando en recuperar el cobalto 60 y colocarlo en un nuevo depósito de manera segura.

El vehículo de carga que transportaba el material desde la ciudad norteña de Tijuana, y que era parte de un equipo médico de tele-terapia en desuso, fue robado en una estación de gasolina de Hidalgo. Cuando lo localizaron, las autoridades dijeron que el contenedor estaba abierto y que no tenía el material radioactivo, posteriormente, lo localizaron a un kilómetro del vehículo.

El equipo iba a ser llevado a un centro de deshecho nuclear en el Estado de México.

La agencia de la ONU dijo que el cobalto que fue robado tiene una actividad de 3,000 curios, categoría 1, lo que significa que podría causar daños fatales a quien esté en contacto con él.

(Con información de AP y Notimex)