Lupillo Rivera le canta a su hermana Jenni

Decenas de fans acompañaron al “Toro del Corrido” en su “Serenata de Respeto”, que se llevó a cabo en el mismo lugar en que falleció la cantante.
Lupillo Rivera le canta a su hermana Jenni
Lupillo agradeció a los asistentes por haberlo acompañado hasta esa zona del municipio de Iturbide, Nuevo León.
Foto: Notimex

Fanáticos de Jenni Rivera arribaron desde diversas localidades de Nuevo León, estados vecinos, e incluso de Texas, para recordarla en “La Serenata de Respeto”, que a un año de su deceso encabezó la madrugada de este lunes Lupillo Rivera en el municipio de Iturbide.

La serenata a la Diva de la Banda empezó apenas pasada a media noche. Lupillo Rivera lucía muy emocionado al tiempo que decenas de fanas le aplaudían y lo apoyaban en esa iniciativa suya de honrar así la memoria de su hermana en el mismo lugar que pereció.

El Toro del Corrido, que estuve desde la tarde de este domingo al pendiente de los preparativos de la serenata, agradeció a todos los asistentes el esfuerzo por haber llegado a Iturbide a acompañarlo en este sentido homenaje a Jenni Rivera.

Muchas mujeres llegaron ataviadas con blusas en color negro, pantalones de mezclilla y botas, para patentar su tributo a la Diva de la Banda, fallecida junto con otras seis personas en percance aéreo el 9 de diciembre de 2012.

Otros portaron playeras con la fotografía de Jenni, sola o acompañada de su hermano Lupillo, e incluso con uñas decoradas con la cara de “La Gran Señora” o tatuajes con sus iniciales para patentar su idolatría a la desaparecida cantante.

Desde temprana hora de la tarde, los seguidores arribaron en autobuses y vehículos: unos desde el área metropolitana de Monterrey y otros municipios de Nuevo León, así como de entidades vecinas e incluso ciudades texanas como Laredo o Houston.

La consigna de los seguidores de la extinta cantante fue recordarla con “una gran parranda”, para lo cual se hicieron acompañar de botellas del tequila “Jenni Rivera, La Gran Señora”, edición especial, con lo trataron de mitigar el frío, que rondó los cinco grados centígrados en esta zona ubicada a unos 200 kilómetros al sur de Monterrey.

Los que llegaron temprano, hasta se dieron tiempo para acudir a la serranía de Iturbide, donde la avioneta que trasladaba de Monterrey a Toluca a la intérprete de “Inolvidable” se desplomó hace un año, para regresar a la Unidad Deportiva, donde entre las 0:30 y 2:28 horas de este lunes 9 Lupillo Rivera le rindió un tributo musical.

En tanto, un amplio despliegue de seguridad se hizo presente en carreteras convergentes a Iturbide, así como dentro y fuera del lugar del concierto promovido por El Toro del Corrido en homenaje a su hermana.

Efectivos de Fuerza Civil y de municipios del sur del estado, así como de la Policía Federal, Ejército Mexicano y Protección Civil formaron parte de este operativo en prevención de cualquier eventualidad.

Alrededor de la web