Miles honraron a la Guadalupana en San Francisco

Feligreses caminaron con fervor y alegría durante peregrinación por el Área de la Bahía
Miles honraron a la Guadalupana en San Francisco
Desde distintos condados del Área de la Bahía, miles llegaron a verenar a la Virgen de Guadalupe en peregrinaje por calles de San Francisco.
Foto: Rosario Vital / El Mensajero

SAN FRANCISCO.— En esta vigésima “Cruzada Guadalupana” unas 25 mil personas se sumaron a esta larga peregrinación que reunió a feligreses desde las primeras horas de la mañana del sábado 7 de diciembre.

Las gélidas temperaturas entre South San Francisco y San Francisco no fueron un impedimento para que la multitud acompañara a la virgen de Guadalupe con las populares “Mañanitas” y caminaran las 12 millas portando sus retratos y hasta estatuas de la venerada imagen.

“Celebramos nuestra vigésima peregrinación con la asistencia de mucha gente. El fervor de nuestra gente cruza fronteras. La fe que ellos traen mueve montañas y a pesar de la distancia le guardan más fe que nunca, y la devoción por la “Morenita del Tepeyac” se extiende a otras nacionalidades”, dijo Pedro García.

García había estimado un número mayor para este año; de cualquier manera agradeció a las miles de personas que le acompañaron en esta fiesta multicultural. “Mi sueño es congregar unas 50 mil personas en un futuro”, anunció.

También adelantó que la peregrinación para 2014 será el sábado 6 de diciembre y desde ya se ha puesto a trabajar con todo su equipo para la siguiente “cruzada”.

Durante la peregrinación, Hugo Cisneros, decidió recorrer descalzo las 12 millas y lo hizo sin problema, desde South San Francisco, hasta la catedral Saint Mary, ubicada en la ciudad de San Francisco. Según José, la virgen le concedió un milagro hace cuatro años y medio, en agradecimiento le prometió caminar sin zapatos por haber cumplido uno de sus más grandes sueños, que fue convertirlo en padre.

“Le tengo fe a la Virgen de Guadalupe. Mis padres son devotos y de ellos heredé esta fe. La Virgen nunca me ha desamparado. Cuando mi esposa tuvo un embarazo complicado le rogué mucho por mi primer bebé y nació sana. Por eso le doy gracias por este regalo”, dijo Cisneros

Martha Curiel, natural de El Salvador, recorre esta peregrinación desde hace 15 años y agradece a la Virgen que le haya salvado de morir. Ella es sobreviviente de cáncer y está muy agradecida porque la regresó a la vida.

“Doy gracias a la Virgen porque me permitió superar mi enfermedad. Por hoy y siempre le seguiré pidiendo por mi salud, ya que es muy generosa”, aseguró Martha, convencida.

Por su parte, Teresa Rodríguez participa en este peregrinaje desde 1994. Afirmó que la Virgen le ha concedido un milagro a su hija. “Tuvo una extraña enfermedad que no le permitía caminar. Yo pedí mucho a mi virgencita y mi pequeña caminó a los seis años. Desde entonces no he dejado de agradecer a mi virgencita, me siento bendecida por ella”, señaló Rodríguez.

Genoveva Cervantes llegó desde Tracy con toda su familia a participar de esta Cruzada. “Desde pequeña mis padres me llevaban en Mexico a participar de Las Mañanitas en la misma catedral. Mis hijos están acostumbrados a acompañarme y ahora hasta mis nietos vienen conmigo”, aclaró Genoveva.

Cervantes comentó que nunca le ha pedido un favor específico a la Virgen, sin embargo, está agradecida por tener salud y trabajo. “Basta con tenerlos, para mí es más que suficiente”.

Cada uno de los participantes llevaba consigo sus preocupaciones y entragados peregrinaron con la imagen de la Virgen de Guadalupe. Le veneraron, le pidieron, se comprometieron y cumplieron. La festividad se vive como en sus pueblos, acompañados de bandas, comida y bailes. Si quiere informarse de esta Cruzada Guadalupana o quiere participar como voluntario, visite el sitio en internet CruzadaGuadalupana.org