Por sabiduría financiera

Si, casi sin darte cuenta, terminaste el recién finalizado 2013 con una pila de deudas en tus tarjetas de crédito, cálmate y prep·rate para avanzar en el 2014 con más tranquilidad financiera y listo desde ahora para gastar menos que el año pasado. Toma esta experiencia como una enseñanza para que sepas administrarte cuando lleguen las próximas fiestas.

Primero, examina las facturas de las tarjetas de crédito. Escribe el saldo que debes en cada una y el pago mínimo requerido. Si no puedes pagarlo todo, por lo menos envía el pago mínimo. A los burós de crédito les encanta que la gente envíe $10 por encima del mínimo, pero lo esencial es que pagues a tiempo. Así evitarás nuevos cargos y penalidades por el pago atrasado.

Si ni siquiera puedes pagar el mínimo, llama enseguida a tus acreedores para que establezcas un plan de pago, y al mismo tiempo cancela las tarjetas de crédito que obtuviste porque te ofrecían un descuento. Casi siempre estas tarjetas de grandes tiendas cobran una tasa de interés mayor que tarjetas como Visa o American Express. Cuando hayas saldado toda tu deuda, envíale una carta a la compañía pidiéndoles que cierren tu cuenta, y archiva una copia para evitar confusiones.

¿Como prevenir el exceso de gasto en las próximas fiestas, de aquí a doce meses? Pues analiza ahora la lista de regalos que hiciste y los factores que influyeron en que terminaras endeudado. Tal vez no planeaste con tiempo, o dejaste las compras para el final y no aprovechaste ofertas y descuentos. Lo mejor que puedes hacer para que esto no te vuelva a pasar es comenzar a ahorrar desde ahora mismo.

Abre una cuenta donde pongas un mínimo cada mes. Calcula: ¡si ahorras $35, en doce meses tendrás má·s de $400! También puedes realizar tus compras con una tarjeta de débito en lugar de usar varias tarjetas de crédito. Pero si empleas tu tarjeta de crédito, usa la que te cobra menos interés.

Si sigues estos consejos, podrás avanzar este año.