Sepa qué se mueve en la economía de 2014

Nuevo año puede traer mejoras en el empleo y el clima empresarial

NUEVA YORK.— Con el nuevo año se abren nuevas cuentas y previsiones. Aquí dejamos algunas claves a las que prestar atención en los próximos 12 meses:

Desde agosto se ha creado empleo a un ritmo mensual de 204 mil puestos de trabajo y la tasa de desempleo está en el 7%, la más baja en cinco años. Se espera que la tendencia continúe. No obstante, para dejar atrás la crisis es importante que la tasa no caiga, como ha pasado en parte hasta ahora, por que muchos trabajadores ya no busquen trabajo. La población activa, que son los adultos que trabajan o buscan empleo, está en el porcentaje más bajo en 35 años. Para que el empleo se anime y llegue a más trabajadores, las empresas han de liberarse de la cautela en la que se han embarcado durante la crisis y empezar a invertir el cash acumulado a falta de planes de crecimiento. La mejora económica puede abrir las puertas a la inversión y contrataciones.

Los empresarios con menos de cien empleados creen que se está avanzando poco a poco. Según un informe de American Express OPEN Small Business Monitor, los empresarios están empezando a sacudirse el sentimiento de crisis y un 32% tiene como prioridad crecer y no solo mantenerse a flote. Los dueños de empresas pequeñas empiezan a hacer inversiones y el 35% tiene planes de contratar. Estos porcentajes subirán si sigue fluyendo el crédito, se mantiene la confianza y sube el consumo.

Quienes viven en Nueva York, California, Arizona o Connecticut, ya han notado cambios con respecto al salario mínimo. Hasta 13 estados país han elevado este o unido su evolución a la inflación. En Nueva York se espera llegar en 2015 hasta los 9.00 dólares la hora gradualmente. Pedir mejoras generalizadas puede ser un imposible. El gran cambio solo se producirá si el Congreso aprueba una propuesta demócrata de elevar el mínimo federal estancado en los 7.25 dólares por hora. El objetivo es llegar a 10.10 dólares y sería una subida mayor que la aprobada por los estados. Pero los demócratas no cuentan con apoyo republicano para sacar adelante una medida que afecta a 3.6 millones de personas.

Para los trabajadores de la construcción de viviendas y los compradores de estas, 2013 fue el año en el que despegó un sector fuertemente abatido por la crisis. Los tipos hipotecarios van a jugar un papel crucial en el mantenimiento de la mejora, pero la tendencia no es positiva. Si la pasada primavera las hipotecas podían cerrarse a un tipo fijo de 3.75% a 30 años, el cambio de política de la Reserva Federal, que ha empezado a retirar sus estímulos al crecimiento, han disparado los tipos. Se espera que el hipotecario esté más allá del 5% a finales de 2014 lo que puede afectar a la accesibilidad de la vivienda y ralentizar la mejora.

Washington

El nuevo clima de entendimiento en Washington permite predictibilidad para empresarios y ciudadanos. El gran test llega en unos días cuando toque subir el techo de la deuda.