Mesoneras reciben $5,000 de propinas en Illinois

Tres trabajadoras de un restaurante obtuvieron un cheque cada una por la misma cantidad

Amy Sabani, Sarah Seckinger y Amber Kariolich se llevaron la sorpresa de su vida el pasado fin de semana, cuando recibieron, cada una, una propina de $5,000 de una clienta que atendieron en el restaurante Boone Cunty en Caledonia, Illinois.

Las mesoneras, de 25, 23 y 28 años, dijeron que la clienta, que no quiso ser identificada, les entregó un cheque a cada una y les aconsejó que usaran el dinero para regresar a la universidad.

Precisamente Sabani, quien al principio rehusó aceptar la propina, dijo que el semestre pasado tuvo que dejar la escuela por no poder cubrir el costo de la matrícula. La joven al final terminó aceptando el dinero y lo usará para retornar a sus estudios.

Esta no es la primera vez que alguien recibe una propina “poco usual”. En octubre pasado una mesera en Oregón recibió $17,500 de un cliente en el restaurante Conway’s en Springfield, quien le entregó un boleto ganador de la lotería.

La camarera Aurora Kephart, quien siempre recibía de ese cliente habitual boletos de la lotería de Oregón como propina, no podía creer lo que veían sus ojos en esa oportunidad: que el ticket se había llevado el premio.

Otras experiencias similares han sido registradas en las redes sociales, como la del mesonero que cuenta cómo un cliente “anónimo” le han dejado hasta $10,000 en propinas. El consumidor ha dejado siempre el dinero con el mensaje “Dios les bendiga” y con una firma que es ilegible.

Se cuentan historias de meseros que han obtenido de este hombre hasta 10,000, y en los recibos siempre estampa la etiqueta @tipsforjesus, que es una cuenta en la página de intercambio de fotografías Instagram y en la que ahora los afortunados han subidos sus imágenes con una gran sonrisa cuando se percatan de la generosa propina.