La emigración ilegal a EEUU

Diálogo Interamericano estudia, entre otros, problemas de seguridad en los flujos de indocumentados

WASHINGTON, D. C. (EFE).— El centro de estudios Diálogo Interamericano analizó esta semana en Washington los problemas políticos, sociales y de seguridad que plantea la continuación de los flujos de emigración ilegal desde Centroamérica y México hacia el norte.

Moderada por el investigador Manuel Orozco, la conferencia sobre “Inmigración, deportación y política migratoria en EEUU” contó antes de ayer viernes con la participación, entre otros, del embajador de El Salvador en Washington, Rubén Zamora, quien explicó los esfuerzos de su país por informar a los jóvenes de los riesgos de la emigración ilegal.

El embajador salvadoreño aludió durante el coloquio a la campaña que han llevado a cabo las autoridades de su país para crear conciencia entre los estudiantes con el fin de que eviten emigrar.

“Ha habido resultados positivos”, dijo Zamora a Efe. “Antes, el 90% de los estudiantes de secundaria decía que, si pueden, se van a Estados Unidos, y ahora ese porcentaje ha bajado al 60%”, aseguró.

La campaña “Si estás pensando migrar, el primer paso es informarte” pretende informar a los jóvenes salvadoreños de los riesgos y peligros que se les pueden presentar durante el recorrido terrestre clandestino hacia Estados Unidos.

Sobre la esperada reforma migratoria integral en Estados Unidos, Zamora reconoció que, al menos durante este año electoral, no se vislumbra la posibilidad de que sea aprobada por el Congreso.

Por su parte, el secretario general electo del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Hugo Martínez, quien fue otro de los conferenciantes en el foro del Diálogo Interamericano, mencionó que los países centroamericanos desarrollan una estrategia no solo para atender los flujos migratorios hacia afuera de sus naciones sino entre sus territorios.

Dijo que para disminuir la tasa de emigración se reunió en días pasados con los ministros del trabajo de la región con el fin de crear alternativas de creación de empleos y mejorar las condiciones de vida.

En la necesidad de mejorar las condiciones de vida y trabajo en los países centroamericanos insistió también el moderador Manuel Orozco.

“Si los países de Centroamérica no atienden los temas de educación, empleo bien remunerado y seguridad social seguirán presentando los niveles de emigración hacia Estados Unidos”, dijo.

“La salida de gente de estos países no cambiará, si no se les proporciona una mayor calidad de vida, primero educándolos, empleándolos y pagando salarios suficientes, y si no se les garantiza seguridad”, afirmó a Efe luego de participar en el foro.

Explicó que la falta de un esquema integral de desarrollo en países como El Salvador ha generado que los trabajadores salgan del país en condiciones incluso inseguras, para insertarse en otro país de manera indocumentada.

Los salvadoreños optan por encontrar un empleo con mayor remuneración en Estados Unidos y así poder enviarle dinero a sus familias.

“Hay una fuerte tasa de retornados que no son reinsertados a la fuerza laboral del país ni son atendidos”, lamentó el investigador del Diálogo Interamericano.

Mencionó que los políticos de países centroamericanos, en gran medida con ideología de izquierda, suelen equivocarse al presentar en sus discursos como negativas tanto la emigración como las remesas.