Cobrar salario sin trabajar

El permiso de ausencia otorgado a los senadores estatales Ron Calderón y Roderick Wright pone en aprieto a la supermayoría demócrata en el Senado. También se abre al cuestionamiento de por qué estos dos legisladores deben seguir cobrando su sueldo cuando uno fue convicto de un delito mayor y el otro tiene 24 cargos federales por corrupción en su contra durante el cumplimiento de su función pública.

Calderón decidió ayer dar un momentáneo paso al costado para ocuparse del problema que lo aqueja. Según el demócrata de Montebello le tomará hasta agosto resolver la acusación de que recibió dinero —en una oportunidad de manos de agentes encubiertos del FBI— a cambio de apoyar determinado lenguaje en proyectos de ley.

Esto quiere decir que pese a todo, Calderón seguirá recibiendo su sueldo anual de más de 95 mil dólares anuales durante los seis meses que esté fuera de Sacramento. Claro no va a recibir el estipendio diario de 163 dólares que reciben los legisladores.

En el caso de Wright, el senador de Inglewood ya fue declarado culpable de perjurio y fraude electoral. Según el fallo del jurado dado en enero pasado, él nunca debió estar en el Capitolio porque no vivía en el distrito que representaba. El legislador, la igual de Calderón, sigue cobrando su sueldo hasta que concluya la apelación en mayo.

De esta manera los contribuyentes están pagando el salario de legisladores que no están trabajando debido a sus tramoyas políticas. ¿Devolverán ellos el dinero recibido en ese período si se confirma su culpabilidad? Difícilmente.

Este no es el caso de enfermedad u otros tipos de problemas ajenos al control del legislador que pueden impedir. Incluso en esos casos es difícil justificar la continuación de un salario completo por tiempo indeterminado.

Es cierto que nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario; en el caso de Wright parece ser hasta que concluya la apelación. Sin embargo, la labor de ambos senadores exige estar libre de percepciones de fraude y corrupción. Es razonable que Calderón esté fuera de su función, es inaceptable que sigan recibiendo su salario por largo tiempo, trabajando en sus intereses propios y no en la función pública.

Alrededor de la web