‘Campeón en jefe de la reforma’

Obama responde a las críticas por su récord en el tema de deportaciones

WASHINGTON, D.C.— El presidente Barack Obama afirmó ayer que es “el campeón en jefe de la reforma migratoria integral”, al responder a críticas por las deportaciones que se aproximan a dos millones desde 2009.

“Soy el campeón en jefe de la reforma migratoria integral”, dijo Obama durante un histórico foro público en el Newseum en Washington para responder a preguntas sobre la reforma de salud del 2010.

Obama salió así al paso a las críticas de que su Gobierno continúa deportando incluso a indocumentados de baja prioridad. La crítica más reciente la hizo Janet Murguía, quien lo llamó “deportador en jefe” durante un discurso del Consejo Nacional de La Raza el pasado martes.

“Nosotros lo consideramos el presidente de la deportación, o el deportador en jefe (‘deporter-in-chief’)”, sentenció Murguía en uno de los días más importantes para su asociación: la entrega de sus premios anuales “Capital.”

Cuestionado por la cifra récord de deportaciones de indocumentados durante su mandato, que está cercana a los dos millones, Obama reiteró que mientras el Congreso no actúe para reformar el sistema de inmigración él no puede frenar esas expulsiones.

El mandatario insistió en que sólo el Congreso puede aprobar una reforma migratoria integral, una promesa incumplida desde el 2008.