Hacen 51 en un periodo

Los Lakers vapulean a N.Y. con Jackson sentado en un palco

El primer partido entre Lakers y Knicks desde que Phil Jackson se convirtió en presidente del equipo de Nueva York fue para el conjunto de su prometida, Jeanie Buss.

Con Jackson mirando desde una de las suites del Staples Center, y Buss en su asiento de costumbre cerca de la cancha, pasándola bien con amigas, los Lakers tuvieron una buena noche, y sobre todo un increíble tercer periodo, en el que anotaron 51 puntos.

Ellos, al menos, evitaron perder contra el equipo que ahora preside el hombre al que muchos esperaban ver como gran jefe de sus oficinas.

Todavía en peligro de acabar con su peor temporada desde que llegaron a Los Ángeles, los Lakers apabullaron a unos desarticulados Knicks por 127-96.

Un triple de Ryan Kelly faltando 5:49 minutos del tercer periodo puso el juego 74-49 en favor de los locales. Aun así, Jackson sonreía en una suite, mientras charlaba con Metta World Peace, otro ex Laker.

Extrañamente, los Lakers jugaron bien en la visita de Jackson, a pesar de que iniciaron el encuentro sin ninguna estrella, luego que Pau Gasol se mantuviera inactivo tras el reporte médico de que sufre de vértigo, incluso permaneciendo la noche del domingo en un hospital.

El quinteto inicial de Wesley Johnson, Jordan Hill, Chris Kaman, Jodie Meeks y Kendall Marshall tiene que haber sido el más discreto de esta franquicia en la ciudad; sin estrellas ni siquiera grandes prospectos.

Pero en el tercer periodo eso no importó. Los Lakers, con su montón de jugadores secundarios como Chris Kaman, Xavier Henry y Jordan Hill, anotaron 51 puntos, un récord de los Lakers en un periodo y también una nueva marca por puntos admitidos por los Knicks.

L.A. tuvo 82 puntos de su banca, 22 de ellos de Henry y 20 de Nick Young.

La derrota por tan amplio margen es una humillación para los Knicks, que llegaron al juego a 2.5 juegos de la zona de playoffs en la Conferencia Este.Carmelo Anthony se retiró de la cancha con 29 puntos.

Los Lakers todavía necesitan ganar seis juegos de los 12 que les quedan para evitar su peor campaña en Los Ángeles.

En lo que respecta a Phil y Jeanie, la responsable de negocios de los Lakers ganó. Y en serio, no es nada fácil ver a Jackson abajo en el marcador.