Legisladores hispanos debaten exigencias para política de deportaciones

Los congresistas hispanos discutirán cuáles serán sus demandas parar cuando se reunan la próxima semana con el nuevo director del Departamento de Seguridad Nacional
Legisladores hispanos debaten exigencias para política de deportaciones
El Caucus Hispano de la Cámara de Representante se reunirá para debatir los temas de los que se hablará con el nuevo director del DHS, Jeh Johnson.
Foto: Archivo

Este jueves el Caucus Hispano de la Cámara de Representante se reunirá para debatir los temas que pondrán sobre la mesa en su próxima reunión con el nuevo director del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) sobre la política de deportaciones, la bancada probablemente tendrá nuevos roces respecto a las exigencias que impulsarán.

El congresista Xavier Becerra de California aseguró que la reunión con Jeh Johnson, secretario de DHS, estaba pactada para la próxima semana, pero que probablemente se retrasará un poco por conflictos de agenda. Este jueves los congresistas discutirán cuáles serán sus demandas. Esto, luego que el Presidente Barack Obama encomendara a DHS una revisión sobre la política de deportaciones.

Hay varios puntos pendientes, que los congresistas han reclamado anteriormente. Las muertes de inmigrantes en la frontera, el trato de personas en custodia breve, las prácticas de repatriación de inmigrantes mexicanos, las condiciones en que se mantienen a los detenidos indocumentados, entre otros puntos, Pero además de esto, hay un tema complicado que es hasta dónde puede llegar el gobierno para deportar a la menor cantidad de gente posible. ¿Cómo encontrar esa fórmula?

Se espera que los congresistas debatan este punto en particular y es así donde pueden haber roces. “Tenemos que pedir lo máximo, tiene que ser un proceso que implique una acción rápida y no que se tarde otros tres meses en resolver, que de la protección más amplia a la mayoría. Necesitaremos una respuesta final de la Administración pronto”, aseguró el congresista Raúl Grijalva de Arizona.

Legisladores que se oponen a la legalización de indocumentados como el senador republicano Jeff Sessions de Alabama, además de medios de comunicación conservadores como Daily Caller han iniciado una campaña para presionar a la Casa Blanca, pero desde otro lado del debate.

Esta semana el legislador difundió un reporte donde asegura que DHS ha reducido significativamente el criterio de deportación. El documento indicó que menos de 0.2% de los 12 millones de indocumentados que no han sido condenados por crímenes serios han sido puestos en proceso de deportación.

Desde que se inició el gobierno del Presidente Barack Obama, varias organizaciones han asegurado que se han deportado cerca de 2 millones de personas.