Pelosi: Cheney manipuló información sobre tortura

La semana pasada el Comité de Inteligencia del Senado aprobó divulgar un reporte que concluye que la CIA no sólo torturó a algunos de los detenidos bajo sospecha de terrorismo sino que engañó al poder legislativo y al público en general sobre ello.
Pelosi: Cheney manipuló información sobre tortura
Los comentarios de la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes ocurrieron la víspera de la difusión pública de un reporte sobre la CIA al Congreso y al público sobre aspectos de su programa de interrogatorio a sospechosos de terrorismo.
Foto: Archivo

La actitud de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) sobre la manipulación de información respecto a prácticas de tortura fue aplicada por el ex vicepresidente Dick Cheney bajo el gobierno de George W. Bush, acusó hoy la Nancy Pelosi.

“Creo que durante la administración Bush-Cheney el vicepresidente marcó el tono y la actitud para la CIA (sobre este tema)”, dijo la líder demócrata durante una entrevista con el programa “State of the Union” de la cadena de televisión CNN.

Los comentarios de la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes ocurrieron la víspera de la difusión pública de un reporte sobre la CIA al Congreso y al público sobre aspectos de su programa de interrogatorio a sospechosos de terrorismo.

“Muchos en la CIA son patriotas. Protegen nuestro país de una manera que evitan conflictos y violencia, pero la actitud (para este engaño) creo que provino de Dick Cheney, eso es lo que creo”, dijo la legisladora por California cuestionada al respecto.

La semana pasada el Comité de Inteligencia del Senado aprobó divulgar un reporte que concluye que la CIA no sólo torturó a algunos de los detenidos bajo sospecha de terrorismo sino que engañó al poder legislativo y al público en general sobre ello.

La demócrata de California Dianne Feinstein, quien preside ese panel dijo que el reporte expone “una brutalidad que representa un marcado contraste con nuestros valores como nación”.

“Es la crónica de una mancha de nuestra historia que nunca más debe ocurrir”, dijo Feinstein, una de las legisladoras más criticas sobre este episodio y quien semanas atrás denunció incluso el espionaje electrónico que condujo la CIA de la labor de su panel al respecto.

Algunas de las conclusiones del informe que han sido filtradas a la prensa sostienen que la agencia atribuyó información de inteligencia a las técnicas de tortura cuando en realidad las había obtenido antes de los interrogatorios.

Asimismo, revela lo que funcionarios estadunidenses describieron como la existencia de una red secreta de sitios de detención de sospechosos de terrorismo que fue desmantelada por el presidente Barack Obama en 2009.

Igualmente revela divisiones internas sobre el programa de interrogatorio, incluyendo una instancia donde empleados de la CIA abandonaron una prisión secreta después de declararse perturbados por las medidas empleadas allí contra los prisioneros.

En un caso, funcionarios en los cuarteles centrales de la agencia demandaron la continuación de duras técnicas de interrogatorio a pesar de que analistas estaban convencidos de que los prisioneros no tenían más información.

Alrededor de la web