‘Canelo’ tira un gancho

Le da la espalda a quien le ha traído fama y fortuna como boxeador

OPINIÓN

Saúl “Canelo” Álvarez no pudo dar la sorpresa el pasado mes de septiembre cuando se enfrentó al invencible Floyd Mayweather Jr. en Las Vegas, donde buscaba el triunfo que le convirtiera en una leyenda.

Pero el peleador del cabello rojo sí sorprendió ayer cuando anunció en redes sociales que su siguiente combate, programado para el 12 de julio, no será transmitido en México por Televisa, luego de que la revista Tv y Novelas, propiedad del monstruo de las comunicaciones, publicara un artículo que afecta la imagen del púgil.

Por ahora, Álvarez ha roto con Televisa. Y no es sólo que su posible pelea contra el cubano Erislandy Lara no será vista en el territorio mexicano a través de esa empresa, sino que el resto de los peleadores que son parte de Canelo Promotions también salen de su programación.

Para Televisa, que empezó a poner en su pantalla a “Canelo” en el año 2009, la situación es de impacto.

Hasta ahora, cada vez que el ex monarca superwelter subía al ring, la cobertura era sencillamente brutal: horas y horas de difusión, incontables entrevistas y análisis, decenas de enviados especiales a Las Vegas y todo lo que fuese necesario para convertir al tapatío en algo así como un super héroe. De todo ello, se beneficiaron muchos, incluyendo el propio boxeador.

El “Canelo” le debe a la empresa de Chapultepec 18, Ciudad de México, ser lo que los estadounidenses llaman un “rock star”. Con ninguna otra empresa él tendrá tanta difusión.

El romance comenzó cuando Rafael Mendoza, entonces manejador de Álvarez, tocó a las puertas de Televisa y lo introdujo. Luego vinieron los triunfos, el arrastre popular, el potencial de campeonato, la novia –Marisol González- que muchos pensaron se la encandiló la propia Televisa, el despegue internacional bajo la guía de Golden Boy Promotions y los millones de dólares.

Álvarez ha ido sumando algunos episodios oscuros o al menos sospechosos fuera del ring, ninguno más serio que la presunta golpiza que le popinó a Ulises “Archi” Solís, cuya carrera prácticamente se murió tras el feo episodio en Jalisco.

Lo publicado en Tv y Novelas sin duda le hizo sentirse afectado, pero lo que Álvarez y su equipo no alcanzan a ver es que un artículo publicado en una revista de chisme y farándula no representa la postura o línea de una empresa de las dimensiones de Televisa. Y en todo caso, a ese tipo de publicaciones se les debe de tomar como lo que son.

A lo ojos del público, “Canelo” está mordiendo la mano que le ha dado de comer, como lo hizo con José Sulaimán el verano pasado.

Televisa no ha sido la razón de que él sea una figura, pero sí la responsable de que los mexicanos, conocedores o no del boxeo, hayan visto en Saúl a un ídolo, a un héroe cuyo brillo se podría ir apagando.

?>