Medida de cobertura médica clasifica a residentes legales como “ex patriados”

Los residentes permanentes que realizan 15 viajes fuera del país en un año son calificados como "ex patriados" en medida de cobertura médica

Los extranjeros con residencia permanente que, por motivos de trabajo, salgan del país por largos períodos o frecuencias podrían ser clasificados como “ex patriados” y su protección en los planes de seguro médico privado restringidos si una polémica medida aprobada por la Cámara de Representantes llega al Senado y este le da luz verde.

La medida incluye en su definición de “ex patriados” a residentes permanentes o personas con visas no inmigrantes que por razones laborales tengan que ausentarse del país por al menos 90 días en un mismo año, o tengan que realizar al menos 15 viajes fuera del país en ese mismo período.

En la actualidad, hay alrededor de 300,000 trabajadores estadounidenses en calidad de “expatriados” en el exterior pero, si el Senado aprueba la medida sin ningún cambio y se convierte en ley, ésta incluiría a unos 13 millones de extranjeros con residencia permanente y a aquellos con visas temporales.

La medida, aprobada en una votación 268-150- fue enviada al Senado el pasado 30 de abril, pero activistas de grupos cívicos buscan evitar que la Cámara Alta le de luz verde.

Los residentes permanentes, por definición, viven y trabajan en EEUU y, según activistas y expertos, no hay razón alguna para que se les defina como “ex patriados” o se les restrinja el tipo de cobertura médica.

“La preocupación es que esta medida se redactó de una forma demasiado amplia y afectará no solo al reducido número de empresas y planes médicos para ciudadanos estadounidenses que trabajan fuera del país, sino también a residentes permanentes que ni siquiera viajan al exterior”, dijo hoy en entrevista Sonya Schwartz, analista del Centro para Niños y Familias de la Universidad de Georgetown.

“Esta medida tampoco deja claro si los ex patriados podrían acceder a subsidios en los mercados de seguros… aunque la idea es ayudar a las empresas que quieren dar cobertura médica a sus empleados en el exterior, esta no es la solución correcta”, aseguró.

En sendas cartas enviadas recientemente al Congreso, la federación sindical AFL-CIO, el Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC), y el sindicato United Farm Workers (UFW) pidieron que el Legislativo proteja por igual los planes de cobertura médica de las empresas privadas para todos los empleados.

El proyecto de ley autoriza exenciones para planes médicos de “expatriados”, liberando a las empresas de ciertos requisitos dentro de la reforma de salud de 2010, entre éstos los relacionados con cuidados preventivos sin costos adicionales.

Los partidarios de la medida explican que el objetivo es esclarecer la situación de los empleados enviados por sus empresas al exterior y qué tipo de plan médico pueden recibir.

Pero sus detractores aseguran que la medida crea enormes “resquicios” que las aseguradoras aprovecharían para vender planes médicos de inferior calidad a los expatriados.

Para el director de NILC en Washington, Don Lyster, la medida es excesiva y es, en sus palabras, “como usar un bate para matar una mosca”.

“Esperamos que el Senado actúe de forma responsable y revierta el daño causado por esta fallida legislación”, dijo Lyster.