Drones que matan a ciudadanos de EE.UU.: Obama publicará las razones

Bajo intensa presión judicial y política, el gobierno dará a conocer documento que permite ataques contra ciudadanos
Drones que matan a ciudadanos de EE.UU.: Obama publicará las razones
Uso de drones en ataque a terroristas
Foto: Archivo

¿Cómo se atreve el gobierno de Obama atacar con drones a ciudadanos estadounidenses para matarlos, sin juicio? ¿Con qué justificación?

La administración del presidente Obama señaló este martes que lo explicará. Cediendo a disposiciones judiciales y a la presión desde el Senado, publicará el contenido de memo “top secret”.

En circunstancias normales, es ilegal que las autoridades atenten contra la vida de ciudadanos estadounidenses, independientemente del lugar en donde vivan y las opiniones, creencias o religión que tengan. Pero ¿qué hacer cuando esos ciudadanos se han convertido en yihadistas, en enemigos declarados y acérrimos del país, y estén complotando para, a su vez, lanzar ataques mortíferos contra la población civil de su propio país?

El 21 de abril, una corte de Apelaciones federal había requerido que se diese a conocer el documento que permite al gobierno estas acciones controversiales, tal como lo pidieron reporteros del New York Times bajo la ley de Libertad de Información.

La corte dio al gobierno 30 días para cumplir la orden.

Y este miércoles, el Senado decidirá si confirma o no la candidatura de David Barron, un exfuncionario del departamento de Justicia que escribió el memo legal, a juez federal en el Primer Circuito de Apelaciones.

Al parecer, el gobierno de Obama decidió que mantener en secreto el documento de Barron le podría costar un choque judicial, la nominación del autor del memo y un alto precio político, mucho más de lo que supuestamente deberá pagar cuando éste se publique.

El voto final para la confirmación de Barron podría darse este mismo jueves.

Es cierto que los ciudadanos estadounidenses que han sido blanco de los ataques de los drones no son ciudadanos típicos. Anuar al Aklawi, por ejemplo, un líder de Al Qaeda nacido en este país, murió de esa manera en Yemén en 2011.

En el ataque también murió otro estadounidense y efectivo de Al Qaeda, Samir Khan, así como el hijo de Aklawi, de 16 años y que no era ciudadano de Estados Unidos.

Pero el documento – si es que no lo filtran a la prensa – no será público, sino que el gobierno permitirá a algunos senadores leerlo. Quizás se den a conocer, no los detalles operativos del proceso, sino solamente los fundamentos lógicos de la legalización de esa ejecución, y más adelante – quién sabe cuándo – se sabrán los detalles, cuando la corte autorice la publicación completa del documento.