Avanza propuesta para dar préstamos a DREAMers de California

California daría financiamiento a través de UC y CSU para que los estudiantes indocumentados puedan culminar la universidad.

En el Senado de California avanza un proyecto de ley para dar préstamos estudiantiles a los estudiantes indocumentados, a través de la Universidad de California (UC) y a la Universidad Estatal de California (CSU).

El Senado en pleno votó con 26 votos a favor y 11 en contra de la SB1210 del senador demócrata de Huntington Beach, Ricardo Lara, para establecer el programa de préstamos para los soñadores.

“Llevará a algunos de los estudiantes más sobresalientes a graduarse”, dijo Lara.

“Estos son estudiantes en los que hemos invertido desde muy temprana edad, y que han hecho lo que les hemos pedido que hagan: trabajar duro, estudiar e ir a la universidad, pero a muchos les faltan los recursos financieros”, agregó.

El plan es ayudar directamente a los estudiantes indocumentados que ya se benefician de la ley AB540, que les permite pagar las mismas colegiaturas universitarias que los residentes legales, y de las leyes AB130 y AB131 que les da ayuda financiera estatal y becas privadas en instituciones de los sistemas UC o CSU.

Pero a pesar de estos logros, los estudiantes indocumentados no califican para recibir préstamos del gobierno federal ni privados. Como resultado, tienen dificultades para completar sus colegiaturas y hacer otros pagos para su educación superior.

Se estima que aún con becas y ayuda financiera estatal a los estudiantes soñadores que van a la Universidad de California, les hace falta entre $5,000 y $6,000; mientras que los que asisten a la Universidad Estatal de California necesitan alrededor de $3,000.

Unos 1,300 estudiantes indocumentados asisten a una institución del sistema UC, y alrededor de 6,400 van a una CSU.

De inicio, si la propuesta SB1210 se hace ley, establecería un fondo de $9.2 millones, con $2.3 millones de las instituciones y $6.9 millones de fondos estatales.

Este proyecto de ley va ahora a la asamblea estatal, donde tendrá hasta finales de agosto para enviarla al gobernador Jerry Brown.