TU TECNOLOGÍA: Finalmente el auto robótico sin timón ni pedales

Tu Tecnología

Era cuestión de tiempo y finalmente ocurrió. Google presentó el prototipo del primer automóvil autónomo. Como te cuento, sin chofer ninguno y eso no es todo, no tiene volante, pedales de aceleración, ni freno y nada que hablar de los espejos retrovisores. ¿Cómo es esto posible?

Para comenzar, Google lleva probando autos autónomos adaptados como el Toyota Prius y Lexus RX350s por varios años en las carreteras de California con más de setecientas mil millas caminadas. Con este sensor y una serie de cámaras, el auto puede saber lo que está pasando a su alrededor. Cuando se combina esta información con los sistemas de posicionamiento global y los datos que la compañía ha colectado de las carreteras, tienes una fórmula para el éxito.

El nuevo auto parece un huevo hervido acostado con dos asientos solamente y bastante espacio delante de las personas que se sientan. No tiene todavía sistema de entretenimiento pero la parte más chocante es la de sentarse, apretar un botón y listo. El auto sale en movimiento hacia su destino a la temeraria velocidad de veinticinco millas por hora. ¿Por qué tan lento?

La clave está en la palabra prototipo. Los ingenieros de Google saben que es cuestión de tiempo hasta que se presente el primer accidente. Esto no tiene que ser necesariamente por culpa del auto sino de los conductores humanos a su alrededor. Cuando esto ocurra, quieren minimizar la energía cinética acumulada para prevenir lesiones a los pasajeros. De hecho, el frente del auto está hecho de un material suave y el parabrisas es flexible para que aguante un impacto. Esto no quiere decir que no se haya tomado todo tipo de precaución para que esto no pase.

Esta tecnología revolucionará el mundo de la transportación y su impacto irá mucho más allá que un carrito autónomo que parece de juguete. Imagínate los sistemas de transporte comercial desde camiones, los ómnibus de ciudades, autobuses escolares y por que no, hasta tu propio auto en solo unos años.

Yo voy a esperar por la versión que tiene el timón opcional porque a mi todavía me gusta manejar a la antigua, a no ser que esté cansado y en ese caso estoy listo para apretar el botón y decirle… “Auto, llévame a casa y despiértame cuando llegue”.