Los salarios pierden peso

En 25 años la productividad ha crecido un 65%, pero los salarios solo un 8%

La mayor parte de los americanos dependen de un trabajo y un salario. No obstante, las cosas no son lo que eran hace unas décadas. Los sueldos son la primera fuente de ingresos en los hogares del país, pero según un estudio de Wells Fargo, su peso está cayendo.

Si en 1980 los sueldos y salarios eran casi el 60% de los ingresos personales en el país, ahora suponen el 51%. Es algo que según los economistas de de este banco se debe a factores demográficos, económicos y legislativos.

Lo que ha subido en la composición de los ingresos de los estadounidenses son las transferencias tanto públicas (pagos de seguridad social, el uso del Medicare, los seguros de discapacidad y cupones de comida, por ejemplo) como privadas (salidas de fondos de pensiones). El motivo es el aumento de los jubilados, que además tienen una mayor expectativa de vida, y el mayor uso de programas de seguro social.

Desde el punto de vista económico, la debilidad del mercado de trabajo ha forzado a mucha más gente a vivir con ayudas públicas, incluso aunque cobren un sueldo. Son los llamados “trabajadores pobres”.

Es un fenómeno que tiene que ver con la estabilización de los salarios (en el mejor de los casos) y la rebaja de estos.

Y esto no es solo producto de la crisis. Según el instituto de análisis Economic Policy Institute (EPI), entre 1979 y 2013 la productividad de las empresas creció un 64.9% mientras que la compensación por hora para el 80% de los trabajadores creció apenas un 8.2%. Mientras, la minoría que más gana ha absorbido en sus compensaciones las mejoras de la productividad con ingresos que han crecido un 153.6%. Para EPI subir los salarios es clave para reducir la pobreza

Subir con productividad

Si el salario medio de Nueva York, $50,711, hubiera crecido con la productividad de los últimos 30 años, debería ser 74,25