KFC acusado de echar a niñita con cicatrices en su cara tras ataque de pit bulls

La empresa investiga el incidente y ha anunciado que ha donado $30 mil para ayudar con los gastos médicos de la pequeña

La compañía KFC Corp. ha sido blanco de críticas en días recientes por la denuncia de una familia de Mississippi que alega que empleados de una franquicia en Mississippi le pidieron a una niña de tres años de edad que se vaya del establecimiento porque las cicatrices en su rostro estaban incomodando a otros clientes.

La pequeña Victoria Mullins ― quien fue atacada en abril por tres perros de raza pit bull y perdió un ojo, además de acabar con la quijada y varias costillas fracturada ― fue llevada al restaurante de comida rápida por su abuela Kelly. Cuando disfrutaban de su comida, una empleada se les acercó y les hizo el indignante pedido.

“Dijo que nos teníamos que ir, que estábamos perturbando sus otros clientes ― que el rostro de Victoria estaba perturbando otros clientes”, dijo la abuela sobre el incidente.

Poco después de lo ocurrido, la familia de la niña utilizó las redes sociales para expresar su rechazo por el trato que recibieron. “¿Crees que esta cara asusta?”, lee la foto que colgaron en Facebook. “La semana pasada en un KFC de Jackson, Mississippi, le pidieron a esta cara preciosa que se vaya porque su rostro asustaba a otros comensales. Personalmente, nunca volveré a poner un pie en otro KFC y escribiré al CEO”.

La empresa respondió con un comentario en esa foto subida a Facebook, dijo que estaban investigando el incidente y pidieron disculpas a la familia y a Victoria. Además, ha anunciado que se donará $30 mil para ayudar con los gastos médicos de la pequeña, reporteó CNN.

“Por favor acepten nuestras sinceras disculpas mientras intentamos investigar ese incidente”, lee la respuesta de KFC. “Si pudieran ayudar proveyendo detalles del incidente a social.media@sertec.com e investigaremos esto inmediatamente. No tenemos tolerancia por ningún tipo de comportamiento irrespetuoso de parte de los miembros de nuestro equipo. Una vez que tengamos más detalles, inmediatamente investigaremos esto y tomaremos acción, y deseamos nada más que lo mejor para Victoria en su recuperación”.

La página de Facebook hecha para la niña Victoria tiene más de 74 mil ‘likes’ hasta el momento.

Victoria fue atacada en abril mientras visitaba a su abuelo. Tres perros pit bull escaparon y atacaron a la pequeña, mordiéndola principalmente en la cara. Como resultado, acabó perdiendo el ojo derecho y tiene múltiples cicatrices en su cuerpo y cara. El abuelo de Victoria, Donald Mullins, y su novia fueron arrestados por cargos de poner en peligro a un menor de edad. Los perros fueron sacrificados tras el incidente.