Sin papeles ni seguro médico

Activistas luchan por cuidados de salud para esta comunidad
Sin papeles ni seguro médico
Los indocumentados carecen de beneficios médicos porque la Ley del Cuidado de Salud lo prohibe.
Foto: Archivo

En los sesentas, los estadounidenses lucharon por la igualdad de oportunidad y la dignidad humana. El ‘movimiento’ de hoy se centra en proveer cuidados médicos a millones de californianos que se encuentran indocumentados.

“Seguimos trabajando con diligencia para [ayudar a] los más vulnerables”, dijo Steven López, del Consejo Nacional de La Raza (NCLR). “La salud es un derecho humano y todos deben tener la oportunidad de contar con un seguro asequible de calidad, independientemente de su estatus migratorio”.

El mes de julio marca el 50 aniversario de la firma de la Ley de Derechos Civiles de 1964 – legislación que es la madre simbólica del sufragio, los derechos de la mujer y los derechos de los gays.

Pero a pesar de la promesa de ‘vida, libertad y búsqueda de la felicidad’ para todos, aún hay 2.6 millones de personas en California que viven sin el derecho humano fundamental que es tener cuidado médico.

La falta de cuidados de salud entre la comunidad indocumentada ha promulgado que The California Endowment lance una campaña multimedios para informar a la comunidad sobre la importancia de brindar cuidados médicos a californianos indocumentados de todas las edades, sin discriminar basado en su estatus migratorio.

“Todos los niños, independientemente de donde hayan nacido, merecen sentirse seguros, vivir una vida libre y saludable y ser tratados con dignidad”, dijo el doctor Robert K. Ross, presidente y director ejecutivo de The California Endowment, en referencia a los miles de niños refugiados que huyen a este país para escapar un mundo de drogas y violencia en Centroamérica.

Los comentarios del doctor Ross llegan después de que él y líderes religiosos de distintas iglesias realizaron una convocatoria de oración pública tras visitar la Base Naval de Port Hueneme en Ventura, California, donde se encuentran decenas de niños refugiados.

Los esfuerzos de la campaña multimedios son parte de #Health4All, un proyecto de educación a nivel estatal que se enfoca en las contribuciones importantes de los californianos indocumentados.

Asimismo, hace un llamado a la falta de acceso a cuidados médicos preventivos y asequibles.

“California tiene la reputación de ser (un estado) innovador, que aborda asuntos que pueden estar en el horizonte en otros lugares”, agregó López. “La voluntad de California de pensar más allá de lo común, lo cual podría estimular ideas en otros lugares”.

Mientras continúa el debate de partidos políticos sobre el flujo de inmigrantes indocumentados, los defensores y organizaciones comunitarias siguen la lucha por el ‘nuevo movimiento’ de ampliar cuidados médicos asequibles, sin importar estatus migratorios.

“Debemos poner en primer lugar la salud y el bienestar de estos niños”, agregó el doctor Ross. “Debemos trabajar juntos para brindar cuidados médicos físicos y mentales, apoyo legal y otras formas de ayuda para estos jóvenes vulnerables”.