Muertes de niños olvidados en autos se convierte en epidemia

Con una cifra de 18 muertes ya registradas en EEUU, está a poco menos de la mitad por alcanzar la cifra anual de 38 muertes
Muertes de niños olvidados en autos se convierte en epidemia
El 80% de los casos se deben al olvido de tener a los menores en el auto, o el desconocimiento de ello.
Foto: Archivo

La primer muerte del año fue registrada en San José, California, de un bebé de solo 9 meses, cuyo padre lo dejó olvidado en su coche por un periodo entero de su jornada de trabajo.

Alrededor de las 7 de la noche fue cuando el padre se dio cuenta que su hijo se encontraba asegurado en su silla dentro del auto, confiscado al calor penetrante del coche durante todo el día del 16 de abril del 2014.

Fue este pequeño quien trágicamente comenzó la cuenta anual de una media de 38 muertes en EEUU, ocasionadas por el golpe de calor, hipertermia o insolación a la que son expuestos los pequeños al ser olvidados en un auto.

Desde entonces, se han observado varios casos en los cuales los padres, o algún familiar o conocido, dejan a los niños encerrados en los carros, ya sea por equivocación honesta, o caso de negligencia paternal.

El caso de la bebé de 10 meses que falleció tras haber sido abandonada en un auto por más de dos horas en Kansas marcó la muerte número 18 de este tipo de tragedias que van en aumento por el transcurso del 2014.

Van 624 casos registrados desde 1998, todos atribuidos al fallecimiento de niños a causa de insolación al dejarlos en el auto, lo cual se debe a la restricción de montar la silla de seguridad para niños en el asiento delantero que se estableció por el presunto peligro que ocasionarían las bolsas de aire.

El 2010 fue el año con más muertes registradas, las cuales ocurrieron en su mayoría –13 muertes– en el estado de Texas.

Los tres estados con más muertes registradas son Texas, Florida y California.

Las altas temperaturas veraniegas pueden tener un fuerte impacto en estos casos. Sin embargo, como el acontecimiento del padre de San José, la muerte de su pequeño ocurrió durante un día en el cual la temperatura no llegó a rebasar 79 grados.

A pesar de la ausencia del calor, es inevitable que el interior del auto no se caliente. La temperatura del interior de un coche cerrado, o siquiera con la ventana semi abierta, aumenta al paso del tiempo. Aunque el clima esté a 76 grados fahrenheit, en un lapso de una hora el interior del coche puede incrementar en más de 45 grados.

Según información de Safe Kids Worldwide, una organización dedicada a prevenir estos casos, el cuerpo de un bebé se calienta tres veces más rápido que el de un adulto. La edad de las víctimas varía, pero el 31% de ellas suelen ser menores de un año de edad, y el 62% de los pequeños están entre las edades de 2 a 4 años.

La atención mediática que ha recibido el caso de Cooper Harris, el pequeño de casi dos años, que falleció al ser presuntamente abandonado intencionalmente por su padre, Justin Harris, en un auto, es un caso único, o al menos no es uno que se ve a menudo.

Más de la mitad de estas muertes –el 80%– ocurren por equivocación, ya sea porque a los padres se les olvido que su pequeño se encontraba en el carro, o porque el niño se encontraba jugando en él sin el conocimiento de los padres.

Solo el 18% de las muertes se atribuyen a casos intencionales por parte de los padres, quienes quizá dejan a sus hijos por un corto periodo, como el caso bajo investigación de Harris.

Y con el calor intenso, y la aproximación del día anual de Prevención Nacional de la Hipertermia -se celebra el 31 de julio-, se aconseja cada vez más a los padres tener cuidado, ya que a todos les puedes pasar. Con más de una decena de casos registrados, la información sobre cómo prevenir este tipo de acontecimientos es más necesaria que nunca.

Para prevenir estas tragedias se han creado aplicaciones para teléfonos inteligentes con función de alerta para recordar al padre que lleva al hijo en su carro en días de extrema calor. El “Precious Cargo” es una de ellas.

Para más información sobre prevención de hipertermia, visita la página http://www.safekids.org.