LAUSD dice que no cancela programa de iPads

El distrito escolar ya organiza nueva licitación para la siguiente fase del programa
LAUSD dice que no cancela programa de iPads
Pese a críticas, una nueva fase para proveer aparatos a los estudiantes estará en pie.
Foto: Archivo

Luego que varios medios anunciaran que el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD por sus siglas en inglés) le daba fin a su programa de dar iPads a los miles de estudiantes en sus escuelas, el superintendente John Deasy dijo hoy que dicho programa no termina, sino que abren nueva licitación para próxima fase.

“Cuando nos embarcamos en el Proyecto de Tecnología Common Core (CCTP por sus siglas en inglés) teníamos la visión de tener un aparato en las manos de cada estudiante del LAUSD para cerrar la brecha digital. Ésta es todavía nuestra visión cuando seguimos adelante y todos nuestros estudiantes, no algunos…sino todos, tengan el mismo acceso a las herramientas de aprendizaje que necesiten para tener éxito en el siglo 21″, indicó Deasy en un comunicado esta mañana.

Deasy señaló que la noche del lunes pidió a la Junta Escolar detener el contrato actual con la empresa Apple Inc., e implementar un nuevo proceso de licitación para permitir que otras compañías presenten sus ofertas para equipar el LAUSD en la tercera fase del programa tecnológico.

“Con esta decisión no estamos poniendo fin, en absoluto, a las fases actuales de CCTP…simplemente estamos reabriendo nuestro proceso de licitación para nuestras fases futuras”, externó Deasy.

La semana pasada, la radioemisora KPCC 89.3 FM y el diario Los Angeles Times dieron a conocer una investigación que muestra conversaciones previas entre el superintendente Deasy y la empresa Apple, el mismo Deasy, lo que supondría un aparente conflicto de interés y falta de transparencia en la selección de la empresa como la proveedora de las tabletas al LAUSD.

El programa de las iPads, con un precio estimado de $1.000 millones, ha sido el blanco de críticas desde el principio. Cuando se empezaron a entregar a estudiantes en 47 escuelas el año pasado, pronto salieron denuncias de que muchas tabletas se habían perdido, y luego que los estudiantes las usaban para acceder a la Internet y otros sitios que, presutamente, no estaban permitidos.

El Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA), un criticó del programa desde el principio, pidió que se tome acción rápida para “descubrir la verdad detrás del negocio de las iPads de John Deasy”.

“UTLA está profundamente preocupado sobre posibles ilegalidades y colusión entre el Distrito y corporaciones privadas en este plan tecnológico de un billón de dólares”, indicó el Sindicato en un comunicado, donde pidió una investigación exhaustiva sobre el programa.