México: hallan fosas clandestinas en Guerrero

Hallan al menos tres fosas con cuerpos calcinados en Guerrero, donde desaparecieron 43 estudiantes
México: hallan fosas clandestinas en Guerrero
Desde hace más de una semana el ejército busca a los estudiantes desaparecidos en los alrededores de Iguala.

Desde hace más de una semana el ejército busca a los estudiantes desaparecidos en los alrededores de Iguala. Foto Getty Images.

Entre una y tres fosas clandestinas fueron ubicadas en el municipio de Iguala, estado de Guerrero, donde desde hace una semana se encuentran desaparecidos 43 estudiantes, reportaron medios mexicanos.

Según el periódico La Jornada, se trata de una fosa con al menos nueve cuerpos.

De acuerdo con el periodista Joaquín López Dóriga, conocido conductor de noticias de la cadena Televisa, se trata de al menos tres fosas comunes con cuerpos calcinados.

La información también fue divulgada por la cadena de televisión Milenio.

Los tres medios indican que la Procuraduría (fiscalía) del estado de Guerrero investiga si los cuerpos pertenecen a los estudiantes desaparecidos.

Desesperación por estudiantes desaparecidos

Autoridades de México buscan a 44 estudiantes desaparecidos en Guerrero

La Policía dispara contra normalistas en Guerrero

Mafias y abuso policial mantienen en jaque a Guerrero

Juan Carlos Pérez Salazar, corresponsal de la BBC en México, recordó que los hechos ocurrieron la noche del viernes 26 de septiembre cuando la policía de Iguala abrió fuego contra un grupo de estudiantes que se habían apoderado de tres autobuses.

Horas más tarde, hombres armados atacaron a estudiantes que denunciaban los hechos a periodistas. Simultáneamente, otro grupo armado disparaba contra un bus en el que se movilizaba un equipo de fútbol de la tercera división mexicana.

En total, seis personas murieron esa noche en Iguala: tres estudiantes, un futbolista, el conductor del bus de los deportistas y una mujer que viajaba en un taxi y fue alcanzada por una bala.

Las autoridades del estado de Guerrero reconocieron posteriormente que la policía local había hecho uso excesivo de la fuerza. Veintidós policías fueron detenidos por el primer ataque. Además, se reveló que en el segundo se habían utilizado armas de la policía local.

El sábado 27 de septiembre los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa descubrieron que al menos 57 de sus compañeros (aunque la cifra varía) estaban desaparecidos.

De inmediato empezaron la búsqueda, a la cual se unieron luego el ejército y la policía federal.

Al martes siguiente se reportó que 13 de los estudiantes habían regresado a sus hogares. Sin embargo, 43 siguen desaparecidos.

Desde entonces, tanto en Guerrero como en Ciudad de México se han realizado protestas exigiendo el retorno de los jóvenes.

El viernes pasado, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, pidió al gobierno mexicano que “implemente las medidas necesarias para localizar a los normalistas y proteger sus derechos a la vida y a la integridad personal”.

Familiares, compañeros y organismos locales e internacionales -dijo el corresponsal- están pendientes de los resultados de los análisis que se hacen de los cuerpos que se encontraron en las fosas de Iguala.