Los súper ricos arrasan con los ultra caros vehículos europeos

Desde un Rolls-Royce con mesas de comedor hasta un lujoso Bugatti de más de $1 millón, los autos de súper lujo tienen un segmento conquistado

Los autos de súper lujo que se venden en Europa, como este Bugatti, pueden rebasar el precio del millón de dólares.
Los autos de súper lujo que se venden en Europa, como este Bugatti, pueden rebasar el precio del millón de dólares.
Foto: Suministrada

Un Bugatti de $1’850,000 con el ajuste de platino, un Lamborghini eléctrico silencioso que llega a 60 millas por hora en tres segundos y un Rolls-Royce de $570,000 con mesas de comedor incorporadas, son algunas de las opciones para los súper ricos el próximo año.

En esta semana en el Auto Show de París, Volkswagen AG, el padre de Bugatti y Lamborghini, se abraza a la sed de los vehículos caros y le bombea más dinero a su nuevo Bugatti, con los últimos 20 vehículos de las 450 unidades Veyron que están por salir de la línea de producción, pero con algunos retoques de más elegancia.

El alto costo de desarrollar el Bugatti Veyron hará que VW pueda perder más de $5’750,000 por vehículo durante su ciclo de vida, según las estimaciones de Max Warburton, analista con sede en Singapur de Sanford Bernstein Ltd.

Sin embargo, para el fabricante de automóviles alemán, este es una precio a pagar si el vehículo coche de alta calidad ultra muestra su destreza técnica y atrae a los clientes a sus marcas de lujo más económicos que incluyen Porsche y Audi.

El sedán de Rolls-Royce Phantom de edición limitada Metropolitana, con accesorios de picnic y opciones de decoración terminados en 500 piezas de chapa de madera individuales, ya está agotado por un precio de $570,000. Se construirán sólo 20 de este modelo.

Mantener a los súper ricos al borde es limitar la oferta de los modelos más caros, una nueva estrategia de Ferrari.

Ferrari presentó una edición limitada de la versión descapotable de su 458 Speciale en París, y espera aumentar las entregas en un 5% este año, para reducir la lista de espera.

Las ventas de automóviles en Europa crecieron a su ritmo más lento este año en agosto, sumándose a la preocupación de que la demanda puede perder impulso, pero no así la venta a los súper ricos que va en constante crecimiento.

Un lote de 10 Ferrari deportivos de edición limitada, que costó unos $3’125,000 millones cada uno, se hizo para celebrar el 60 aniversario de la marca en los Estados Unidos, y han sido todos pre-vendidos por el CEO de Fiat SpA padre Sergio Marchionne.

Aún así, aumentar la producción sigue siendo un requisito para satisfacer la demanda, dijo Marchionne: “Si tienes que esperar 24 meses para obtener un Ferrari entonces es demasiado tiempo”, apuntó. Si la clase de súper ricos crece, “tenemos la obligación de no asfixiar la oferta”.