Sharpton pide investigación en el caso de Akai Gurley

Sharpton pide a la Fiscalía que se haga una investigación completa del homicidio de Akai Gurley

Sharpton pide investigación en el caso de Akai Gurley
Familiares de Akai Gurley demandaron justicia durante una rueda de prensa realizado en Harlem.
Foto: Captura de video de YouTube CBS NY

@Zaira_Reporter

Nueva York — Luego de que el comisionado de Policía, Bill Bratton, calificara de un “accidente totalmente inocente” la muerte de Akai Gurley (28), el reverendo Al Sharpton pidió una investigación completa del caso.

“La Policía dice que fue accidental. ¿Cómo podemos saber que así ocurrió?”, expresó el visible defensor de los derechos civiles.

La noche del jueves, Gurley, quien estaba desarmado; recibió un disparo en el pecho de un agente identificado como Peter Liang, que junto a su compañero Shaun Landau patrullaba el complejo de vivienda pública Pink Houses en Brooklyn.

“No estamos demonizando a la Policía, pero este jóven no debería estar muerto”, sentenció Sharpton, quien comparó el caso de Gurley con el de Timothy Stansbury (19), otro afroamericano desarmado y baleado en enero de 2004 por el oficial Richard Neri, quien descargó su arma accidentalmente cuando el hombre abrió sorpresivamente la puerta de una azotea en un complejo de vivienda pública en Bedford-Stuyvesant, en Brooklyn.

“Es el mismo tema de la Policía subiendo y bajando escaleras en la oscuridad con sus armas en la mano”, dijo.

Gurley recibió el disparo cuando bajaba por una escalera en la oscuridad. La Policía dijo que Liang estaba a unos 10 pies de la víctima cuando accionó su arma.

“Se trata de la política de accidente de la Policía, que desde el caso de Stansbury, hemos dicho que la ciudad tiene que enfrentar”.

Sharpton también hizo referencia a los casos de Eric Garner, de Staten Island, y Michael Brown (18), de Ferguson, Missouri. En este contexto, el reverendo exigió a las fuerzas del orden empezar a plantear soluciones en casos recurrentes de hombres desarmados asesinados a manos de oficiales.

“La situación de Staten Island, donde un oficial estranguló a Eric Garner hace cuatro meses durante un arresto, estamos en espera por la decisión del gran jurado en Ferguson, Missouri, y ahora tenemos un nuevo caso en Brooklyn”, destacó. “Es hora de discutir el tema de la conducta de la Policía, la capacitación de los agentes y los derechos de los ciudadanos”.

La noche del incidente, Gurley estaba acompañado por Melissa Butler, identificada como su novia; sin embargo, en el mitin sabatino de Sharpton en Harlem, Kimberly Ballinger dijo ser su pareja.

La mujer tenía en brazos a la hija de Gurley, de dos años, y ante una audiencia apenada lamentó que su bebé esté obligada a crecer sin su padre.

“Él no hizo nada malo”, dijo. “No hay ninguna razón para que este día de Acción de Gracias esta bebé no pueda estar sentada junto a su papá”.

El concejal Jumaane Williams (D-Brooklyn) se sumó al clamor de una investigación y cuestionó que los oficiales mantengan el dedo en el gatillo sin que el arma tenga el seguro puesto. “Es una negligencia”, dijo.

La Fiscalía de Brooklyn calificó de preocupante la muerte de Gurley y dijo en un comunicado de prensa que el caso “merece una investigación inmediata, imparcial y exhaustiva”.

La Autoridad de Vivienda Pública (NYCHA) se limitó a decir que el tiroteo fue trágico y que “continuará trabajando con la Policía de Nueva York y nuestros residentes para que nuestras propiedades sean lo más seguras posible”.

Lee más noticias sobre el caso de Aka Gurley aquí