Corte niega petición de Arizona para prohibir licencias a los Dreamers

La decisión de la corte de apelaciones abre el camino para que aproximadamente 20.000 jóvenes indocumentados en Arizona
Corte niega petición de Arizona para prohibir licencias a los Dreamers
El gobierno de Arizona se había rehusado a dar las licencias a los jóvenes sin papeles.
Foto: Ciro César / La Opinión

La corte de apelaciones del Noveno Circuito rechazó la solicitud para reconsiderar un fallo anterior en el que declaró inconstitucional un acción ejecutiva de la gobernadora Jan Brewer que le negaba licencias a los Dreamers.

La decisión de la corte de apelaciones abre el camino para que aproximadamente 20.000 jóvenes indocumentados en Arizona puedan obtener el permiso de conducir que les fue negado por Brewer en 2012.

El pasado mes de julio una corte federal ordenó al estado que dejase de negar las licencias de conducir a los jóvenes indocumentados que estén protegidos bajo la Acción Diferida.

“La gobernadora Brewer ha gastado el dinero de los impuestos de los contribuyentes defendiendo una política injusta que ha sido rechazada una y otra vez por las cortes”, dijo Dulce Matuz, presidente de la Coalición del Acta Sueño en un comunicado de prensa de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona.

“Esperamos que el anuncio de hoy permita que finalmente podamos aplicar por la identificación que no identifica como arizoniano”, agregó.

Matuz fue una de varios soñadores que presentaron una demanda en contra del estado de Arizona después que se les negara el derecho de obtener una licencia de conducir.

Brewer argumentó ante la corte que los soñadores no tienen derecho a obtener una licencia de conducir en Arizona debido a que la Acción Diferida no les otorga un estatus legal dentro de Estados Unidos, un requisito primordial establecido por una ley estatal que niega las licencias de conducir en Arizona a todo extranjero que no cuenta con un estatus migratorio en regla.

Los demandantes argumentaron que Arizona actualmente otorga licencias de conducir a otras personas como las víctimas de violencia domestica.

Con información de EFE