Acusación criminal por facilitar pistola a su hijo

La fiscalía ya tiene dos casos por menores de edad con acceso a armas

@Yorshmore

Por permitir que su hijo adolescente tuviera acceso a una pistola que guardaba en su casa, Santiago Chávez, de 54 años de edad, podría pasar tres años en prisión luego de que la Fiscalía de la Ciudad le presentara cargos.

El fiscal de Los Ángeles, Mike Feuer, explicó este viernes que Santiago Chávez no tomó las medidas necesarias para prevenir que su hijo de 14 años de edad pudiera tomar el arma.

El pasado 14 de septiembre el joven agarró el arma que su papá tenía en un cajón de la cómoda para confrontar a tres adolescentes en un callejón colindante al plantel de la Carver Middle School, en Sur Los Ángeles, detrás de su propia casa.

A decir de Feuer, el arma tenía siete tiros en el cargador y no había sido guardada de manera segura.

El padre enfrenta tres delitos: permitir que un menor porte un arma de fuego, contribuir a la delincuencia del niño y poner al menor en situación de riesgo.

Este es el segundo caso en que la Fiscalía de la Ciudad presenta cargos en contra de padres de familia por permitir el acceso a armas de fuego a sus hijos.

El otro caso ocurrió en octubre, cuando el padre de un joven de 17 años permitió que su hijo llevara a la Rogers High School, en Van Nuys, una escuadra calibre .45 y un cargador extra con siete balas.

“Estos eventos podrían fácilmente haber terminado en tragedia”, dijo Feuer en conferencia de prensa. “Es por eso que mantener las armas fuera de las manos de nuestros niños es tan importante”.

El fiscal Feuer advirtió que seguirán ejerciendo acción penal en contra de los padres que sean negligentes en cuanto al almacenaje y resguardo de sus armas.

Indignados porque la escuela no les avisó del incidente ocurrido hace tres meses en el plantel de sus hijos, los padres de familia mostraron su aprobación al castigo que la Fiscalía de la Ciudad pretende imponer a quien sea irresponsable y tenga armas en su casa de manera negligente.

“No sabía de eso, ni cuenta me había dado, la escuela nunca nos dijo nada de que un estudiante trajera pistola a la escuela”, dijo Amelia García, cuya hija asiste al sexto grado de la Carver Middle School.

“Eso es una irresponsabilidad que pone en riesgo tanto a sus hijos como a los demás estudiantes, qué bueno que estén haciendo eso, a ver si así son más cuidadosos”, dijo Altagracia Hernández.

Una mujer que pidió no ser identificada confesó que en su casa tienen una pistola, pero que su esposo la mantiene descargada y en una caja de seguridad. “Esta zona es muy peligrosa, mucha pandilla, y pues mientras la policía no ponga orden uno tiene que defenderse… pero es cierto, las armas son peligrosas y deben estar fuera del alcance de los chiquillos”, comentó

http://www.laopinion.com