deuda pendiente con empleados

La recuperación económica avanza con fuerza. En noviembre se crearon 321,000 empleos, convirtiendo el 2014 en el año de mayor crecimiento laboral desde 1999.

Esta es una noticia extraordinaria. La tasa de desempleo descendió de 7% a 5.8% y el promedio de crecimiento de puestos de trabajo de este año fue de 224,000 mensuales. Los economistas estiman que cualquier mes con un incremento superior a los 200,000 empleos es una señal de fortaleza.

Las cifras macroeconómicas son sólidas y optimistas pero distan mucho del sentimiento popular de que la recuperación económica todavía no siente en el bolsillo familiar de los estadounidenses.

Esto se debe a que los nuevos empleos, que reemplazaron a los perdidos durante la Gran Recesión, son de menor compensación en beneficios y en dinero.

El aumento de empleos en el Sur de California es un buen ejemplo de lo que ocurre a nivel nacional.

Un reporte reciente de la Asociación de Gobiernos del Sur de California mostró el rápido crecimiento de empleo en los pasados dos años, pero estos trabajos mayormente se produjeron en los sectores de servicios en venta minorista y comida rápida. Estos son empleos que no exigen un título colegial y que pagan un ingreso anual medio entre 18,000 y 22,000 dólares.

Hay gente que perdió empleos considerados de clase media para pasar a integrar la lista de los trabajadores pobres. Y en el condado de Los Ángeles hay muchos de ellos.

Un nuevo estimado de la Oficina del Censo, por ejemplo, determinó que en nuestro condado el 18% de sus habitantes viven por debajo del límite de pobreza. Este es un porcentaje mayor que el de California y el nacional.

La pobreza suele estar ligada al bajo nivel educativo sin embargo, hoy el problema es que son muy pocos los empleos. La ley de la oferta y la demanda juega en contra de los trabajadores ya que es mayor el número de solicitantes que la cantidad de empleos, lo que ayuda a mantener bajos los salarios.

Por eso, el aumento del salario mínimo es el clamor de estos trabajadores. La economía necesita consumidores internos con poder adquisitivo, esa es la deuda pendiente de la recuperación económica