Más de 300 secuestros reportados en LA

@Yorshmore

No importa que sea el padre o la madre, si uno de ellos priva a su pareja de ver a su hijo o hija cuando los secuestra, lo que se conoce como “Child Abduction”, es considerado un delito.

Los códigos penales de California PC 278 y PC 278.5, refieren que el secuestro de un hijo es calificado como abuso infantil y conlleva una pena máxima de 10 años en prisión y una multa de 10 mil dólares.

En el condado de Los Ángeles esa práctica de llevarse a los hijos suele ser muy común y la Fiscalía de Distrito parece no darse abasto en investigarlos y procesarlos.

Deanne Castorena, fiscal a cargo de la Sección de Rapto de Niños, precisó que durante el año 2013 se recibieron 33 demandas que involucraban el secuestro familiar de 40 menores.

Sin embargo, agregó, existen más de 300 órdenes de arresto pendientes por rapto de menores de años anteriores.

Las estadísticas del Departamento de Estado advierten que en California ocurren seis raptos de menor cada día cometidos por el padre o la madre.

En todo el país son más de 203 mil los secuestros de niños que se comenten, es decir, casi 560 diarios.

Diversas agencias privadas pueden asistir a los padres para localizar a sus hijos, una de las más importantes es el Centro Nacional para Niños Extraviados y Explotados (NCMEC). Teléfono: (800) 843-5678

http://www.laopinion.com