Blancos son 10 veces más ricos que los hispanos en EEUU

La desigualdad patrimonial entre las minorías y los blancos se dispara

Un gran paso atrás. Eso ha supuesto la Gran Recesión y la lenta recuperación de ella para muchos bolsillos en EEUU. Pero ya no es solo una cuestión de ingresos. Para los patrimonios —el valor de activos como vivienda o acciones, planes de pensiones, etc menos las deudas— el retroceso es importante. Para las minorías ha sido aún más acusado.

Según datos de la Reserva Federal analizados por el Pew Research Center, por cada dólar que tiene un hogar latino, uno blanco no hispano tiene 10. En concreto, el patrimonio promedio de los blancos es de $141,900 (aún lejos del pico de $192,500 alcanzado en 2007) mientras que el de los latinos ha pasado de los $23,600 antes de la Recesión a $13,700 en 2013.

En el caso de la minoría negra, la diferencia es más amplia aún puesto que un hogar blanco (no latino) tiene 13 veces más que uno negro, el peor momento en este sentido desde 1989.

Los latinos dan un gran paso atrás hasta el 2001 cuando las diferencias se multiplicaban por 11. Antes de la gran crisis se llegó a multiplicar por ocho tras años de muy lenta erosión.

Todos los patrimonios han caído debido a la rebaja de los precios de las viviendas y los recortes de beneficios en los planes de pensiones.

La brecha entre etnias tiene varias causas, la primera es que las minorías han sufrido más la caída de los ingresos. Según el Pew Research estos cayeron un promedio del 9% entre negros y latinos, mientras que la rebaja para los blancos ha rondado el 1% (como promedio). Con unos ingresos a la baja es difícil recuperar el nivel de ahorro e inversión, máxime cuando además apenas hay movimientos en el mercado hipotecario. Más aún, muchas personas han tenido que usar sus ahorros para salir de los baches que ha dejado la recesión.

Quienes antes se han recuperado han sido quienes tenían dinero en los mercados debido a la buena marcha de las bolsas en EEUU (que con excepciones puntuales no han hecho más que pulverizar récords en sus índices).

“Los hogares blancos suelen tener más inversiones en los mercados que los de las minorías y tienen acciones directa o indirectamente a través de ahorros para sus pensiones”, explican desde el Pew.

En general, muchos hogares se han deshecho de activos clave como sus propiedades inmobiliarias. Pero esta tendencia ha sido mayor entre latinos y negros. La tasa de propiedad de viviendas de los blancos ha caído un 2% entre 2010 y 2013 entre los hogares de etnias minoritarias, esta caída ha sido del 6.5%.

Si la situación de los latinos es algo mejor es porque la mayor parte de estas comunidades reside en áreas donde el precio de la vivienda se ha apreciado más.