La final de los millones

América y Tigres van por el campeonato del futbol mexicano con una ligera ventaja para los regios pero con un América en casa y un técnico que quiere decir adiós con gloria

América y Tigres disputan este domingo el partido por el título del Apertura 2014 en México, en una final inédita en aquel balompié, pero no por ello carente de rivalidad.

Es largo el historial entre estos dos equipos, longevos de la liga mexicana y de un tiempo a la fecha igualmente poderosos en el aspecto económico. El plantel de las Águilas, propiedad de Televisa, la empresa de televisión en habla hispana más poderosa del continente, está valuado en alrededor de $65.7 millones, según el portal Transfermarkt.

Cruz Azul, club que representa a México en el Mundial de clubes, tiene la segunda nómina más alta ($59.2 millones), mientras los Tigres, que buscan su cuarto título de liga, son el tercer equipo con la plantilla más cara, con un valor cercano a los $58.2 millones de dólares.

El América y los felinos culminaron el torneo como primero y segundo lugar en la tabla general. Ambos llegaron a la liguilla tras conseguir 31 puntos, pero las Águilas lo hicieron con mejor diferencia de goles (+10 por +8 de su rival) y un triunfo más (9 por 8).

Sin embargo, los dirigidos por Ricardo Ferretti sólo sumaron dos derrotas en el torneo, por cuatro de los amarillos de Antonio Mohamed, quien, además, tiene sentenciado su futuro: sus diferencias con la directiva y algunos futbolistas lo harán abandonar a las Águilas ocurra lo que ocurra en el partido por el título.

Este duelo por la corona mexicana será apenas el tercero en las últimas 28 finales que enfrentará a los dos mejores conjuntos del torneo regular. América busca su título 12, lo cual lo dejaría en solitario como el club más ganador en la historia de México; Tigres, por su parte, intentará coronarse por tercera vez en la capital del país y segunda en el estadio Azteca. Anteriormente venció a los Pumas de la UNAM (1977-78) y al Atlante (1979-80).

Son 85 ocasiones en las cuales se han visto las caras las Águilas y los Tigres, con saldo favorable para el América, con 29 triunfos a cambio de 24 descalabros.

Pero en liguillas la historia es otra. El América jamás ha logrado superar a los Tigres en un marcador global. Se han encontrado en cuatro oportunidades y en las tres primeras los regiomontanos salieron adelante, mientras que en la anterior ocasión, ocurrida en el Apertura 2013, dos empates dieron el pase al América gracias a su mejor posición en la tabla general. Y en esta final, en el partido de ida Tigres venció por 1-0, poniendo al América en el predicamento de remontar.

Y si bien este partido nunca se ha visto en una final por la corona, sí se han visto frente a frente para definir algún título, como sucedió en la final de Copa de la liga 1975-76 y el duelo por Campeón de Campeones de esa misma temporada. Tigres se quedó con la Copa tras caer 2-1 en la ida pero ganar 2-0 en el juego de vuelta. América, en cambio, ganó por 2-0 el duelo de Campeón de Campeones.

Así los antecedentes, Tigres, primer equipo en la historia de México en llegar a la final sin ganar desde la existencia de los cuartos de final (dos empates con Pachuca y dos con Toluca le dieron el pase) buscará un cuarto título para su técnico Ricardo Ferretti, a costa del América de un Antonio Mohamed desterrado, quien busca irse con la dignidad del campeón y sumar su segundo trofeo grande en el balompié mexicano.