Se declara culpable empresario que patrocinó llegada ilegal de Yasiel Puig

Gilberto Suárez ayudó a llevar al pelotero de Cuba a Cancún y posteriormente ingresarlo a Estados Unidos para que firmara con los Dodgers

El hombre de negocios de Miami, Gilberto Suárez, se declaró culpable el martes de haber conspirado para el contrabando del guardabosques cubano Yasiel Puig, jugador estelar de los Dodgers de Los Ángeles.

Suárez, de 40 años, participó en la operación a cambio de una parte considerable de varios millones de dólares del salario que recibiese el estelar jardinero de las Grandes Ligas.

La acción de Suárez, de declararse culpable, le permitirá reducir de forma considerable la sentencia que le podría haber sido impuesta si era encontrado culpable.

El cargo de conspiración de contrabando de extranjeros representa un máximo de 10 años de prisión, pero Suárez podría obtener una sentencia menor debido al acuerdo que tuvo con la fiscalía.

Las investigaciones realizadas y los documentos de la Corte indican que Suárez fue una de las personas que desde Miami financiaron en el 2012 el contrabando de Puig, quien salió de Cuba en una embarcación hacia Cancún (México), para posteriormente ingresar de forma ilegal a Estados Unidos.

Se supo que a cambio, el grupo de personas que financiaron el contrabando recibía un porcentaje del contrato de siete temporadas y $42 millones de dólares que Puig firmó con los Dodgers.

De acuerdo a los documentos oficiales, Suárez obtuvo $2,5 millones de dólares del contrato de Puig.

Suárez llegó a un acuerdo con la fiscalía para renunciar a una casa, un condominio y un Mercedes-Benz que fueron adquiridos con el dinero de Puig.

El juez determinó que el 6 de marzo del próximo año se dé a conocer la sentencia para Suárez.

La misma podría tener una gran importancia de cara a evitar que la llegada de los peloteros cubanos que deciden abandonar la isla para poder jugar como profesionales en las Grandes Ligas no se convierta en un negocio que esté fuera de la ley