Vuelven los autos a las carreteras de California

Después de varios años de declive, ahora hay más vehículos en las vías estatales

Las carreteras de California están viendo un récord de autos luego de varios años de declive, en parte resultado de la mejora en la economía y también por el descenso en el precio de la gasolina.

Según estimados del Departamento de Transporte de California, los conductores viajaron 185 mil millones de millas en las autopistas estatales entre diciembre de 2013 y noviembre de 2014, un aumento de casi 5 mil millones de millas (2.6%) en comparación al año anterior. Es el incremento más grande desde 2003.

En promedio, el flujo del tráfico en California se considera como un indicador de la situación económica en el estado —los fuertes embotellamientos a menudo acompañan una fuerte economía. Antes de la recesión, los congestionamientos se daban en periodos de auges en contrataciones y construcción de vivienda. A medida que hay más empleos, hay más gente viajando a estos trabajos, más gente comprando autos y dispuestos a viajar.

Asimismo, durante la recesión también se redujeron los embotellamientos, ya que mucha gente fue despedida o perdieron días de trabajo y el estancamiento en la economía significó menos proyectos de construcción y menos trabajo para las compañías que llevan productos.

La cantidad de tráfico aumentó un promedio de 3% anualmente entre 1973 y 2003. Ese crecimiento continuó —aunque de manera más pausada— en los años antes de la recesión. El número de millas recorridas en las carreteras estatales creció 1.4% entre 2004 y 2007.

Entre 2007 y 2011—cuando la economía desaceleró— el flujo de tráfico cayó un 3%.

En el periodo más fuerte de la recesión, cerca de 12.5% de los californianos que querían trabajar, no podían encontrar empleo. Actualmente, la tasa de desempleo en el estado es de 7%. La diferencia entre esas cifras representa casi un millón de trabajadores, la mayoría de los cuales conduce cinco días a la semana.

Al mismo tiempo, la reducción en el precio de la gasolina podría estar contribuyendo a poner más autos en las carreteras, según los analistas.

El precio promedio del galón de gasolina en el condado de Los Ángeles es de $2.83, el más bajo desde el 4 de junio de 2009. El costo ha bajado por 78 días consecutivos, reduciéndose por 88.2 centavos. Todo esto también ha derivado en un aumento en la venta de autos.

Más autos en las autopistas significa mayores embotellamientos y más contaminación.

Gracias a la reducción de autos en las carreteras durante la recesión, California logró reducir también las emisiones de gases de invernadero. Para 2020, el estado se ha comprometido a bajar estas emisiones a niveles de 1990.

Alrededor de 900 mil personas usan el transporte público para llegar a sus trabajos. Casi tres-cuartos de los 12.2 millones de empleados en el estado viajan por si solos en el auto a sus trabajos. En promedio los californianos pasan 28 minutos de cada mañana viajando a sus trabajos, alrededor de un 10% más que el promedio nacional.