Bebés latinos más afectados por epidemia de tos ferina

La epidemia actual es la más grave en los últimos 70 años para el estado

California enfrenta su peor epidemia de tos ferina en las últimas siete décadas.

De acuerdo con información del Departamento de Salud Pública de California, entre el 1 de enero y el 26 de noviembre de este año, se presentaron 9,935 casos de esa enfermedad en el estado.

En el condado de Los Ángeles, según información del Departamento de Salud Pública del Condado, se presentaron 898 casos confirmados, entre el 1 de enero y el 8 de diciembre de 2014, a diferencia de 197 en el 2013.

Sin embargo, lo más preocupante es la cantidad de bebés hispanos que son afectados por la enfermedad.

Según el Departamento, 6 de cada 10 bebés que contraen la enfermedad son hispanos, lo cual presumen médicos se debe a la falta de cobertura médica en hogares latinos.

Los latinos constituyen un 62% de personas sin seguro médico en el país aseguró Sarah de Guia, directora del California Pan-Ethnic Health Network a la radio difusora de Los Ángeles, KPCC. Según de Guia, esto se debe en su mayoría a la falta de solvencia económica para pagarla o por su estatus migratorio.

Funcionarios del Departamento señalan que la enfermedad alcanza su punto más alto cada tres o cinco años. Sin embargo, las cifras de este año son las más altas en 70 años. La última epidemia grave ocurrió en el 2010.

La enfermedad es ocasionada por una infección bacterial que causa una tos violenta e incontrolable, ocasionando que a veces sea difícil de respirar. Los bebés y niños con tosferina, al respirar, produce un sonido sibilante.

Hasta la década de los 40 no existía vacuna contra la tos ferina, lo que ocasionaba cientos de miles de casos y muertes al año. Sin embargo, con la llegada de la vacuna esos casos descendieron a menos de 5 mil al año.

California lanzó una campaña de información a la población después de la epidemia del 2010, para enfatizar la importancia de un diagnostico y tratamiento rápido en niños y mujeres embarazadas. Niños, mujeres embarazadas o que acaban de tener hijos disponen de vacunas gratuitas por parte del estado.

  • Síntomas de resfriado común: secreción o congestión nasal, ojos llorosos, estornudos, y tos seca
  • Después de una o dos semanas, comienza un ataque de tos incontrolable, que pueden ocasionar vómitos, problemas para respirar y cansancio
  • Solo los niños tienen un sonido sibilante al respirar
  • Los bebés podrían presentar problemas para beber líquidos o respirar
  • Su piel puede volverse azulada y puede tener vómitos o una fiebre constante

Para prevenir la tos ferina, se recomienda que los niños sean vacunados y los adultos reciban la vacuna de refuerzo.

Para mayor información, puede visitar la página web del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles http://publichealth.lacounty.gov/ip/DiseaseSpecific/Pertussis.htm