George Clooney: “Hackeo a Sony es terrorismo”

El actor también inició una petición de apoyo al estudio y a la libertad de expresión entre sus compañeros, pero no obtuvo el respaldo que esperaba

George Clooney defiende al estudio de cine Sony Pictures tras los ataques cibernéticos e incluso intentó que todo Hollywood les ayudara, pero se topó con una sorpresita.

En una entrevista con el sitio Deadline, el ganador del Oscar compartió su opinión sobre la información divulgada por los ‘hackers’ y la cancelación del estreno de la película ‘The Interview’, revelando que envió una petición a varios compañeros de Hollywood para que demostraran en público su apoyo… pero nadie lo apoyó.

Clooney escribió: “Esto no sólo es un ataque a Sony. Involucra a todos los estudios, canales de televisión, negocios e individuos en el país. Es por eso que debemos apoyar totalmente la decisión de Sony de no rendirse ante las demandas de estos hackers. Sabemos que ceder ante estos criminales ahora abrirá una puerta para cualquier otro grupo que busque amenazar la libertad de expresión. Esperamos que estos hackers sean llevados ante la justicia, pero hasta que lo hagan, no debemos tener miedo. Debemos mantenernos juntos”.

FOTOS: Motivos para creer que Clooney le ganará las discusiones a su mujer

Añadió enseguida: “No es sólo Sony, sino todos nosotros, incluyendo mis buenos amigos en la prensa que tienen la responsabilidad de preguntarse: ‘¿Qué es lo importante? ¿Cuál es la historia a reportar aquí?’ El hackeo es terrible por todo el daño que han hecho a tanta gente. Sus registros médicos, sus números de seguridad social, es algo horrible que lo hayan sacado. Pero entonces amenazar con poner bombas y hacer estallar a la gente, y que por esa sola amenaza cambie nuestro estilo de vida, ésa es la definición actual de terrorismo”.

El famoso entonces lamentó que “mientras vemos a un grupo ser completamente atacado, nadie más los defendió”. Y así, su petición no ha conseguido una sola firma.

Finalmente, le dijo al sitio: “Estamos hablando de un país entero decidiendo qué contenido debemos sacar. Esto afecta no sólo al cine, sino a todo negocio que tengamos“.