Murió ex gobernador de NY Mario Cuomo

Mario Cuomo, gobernador de Nueva York entre 1983 y 1995, ha muerto a los 82 años

Mario Matthew Cuomo.
Mario Matthew Cuomo.
Foto: Getty Images

Mario Cuomo, gobernador de Nueva York entre 1983 y 1995, murió a los 82 años, según informó su hijo Chris Cuomo, presentador del programa New Day en la CNN.

Otro de sus cinco hijos es el actual gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

En su discurso de investidura esta mañana en el One WTC -antes del fallecimiento-, el gobernador dijo que había pasado la noche de Año Nuevo en la casa de su padre, y que aunque él no estaba presente físicamente durante la ceremonia, “su espíritu” si lo estaba.

Cuomo había sido hospitalizado recientemente por un problema de corazón.

Mario Matthew Cuomo (ése era su nombre completo) nació en el área de Briarwood, en Queens, en el seno de una familia de origen italiano. Fue el primer gobernador italoamericano del estado. Su padre y su madre habían nacido en Italia y eran dueños de un comercio en South Jamaica, Queens.

Político demócrata, Cuomo sirvió tres mandatos al frente del Estado de Nueva York en los que destacó por sus políticas y discursos liberales. Fue el gobernador número 52 de Nueva York y el más duradero desde la era de Rockefeller. Desde entonces, sólo su hijo ha conseguido repetir mandato.

Enfrentó a Reagan desde Nueva York

Mario M. Cuomo murió en su casa en Manhattan, rodeado de sus familiares, entre ellas su mujer, Matilda Raffa Cuomo, con la que había cumplido 60 años de matrimonio en 2014.

Nacido en Queens, Cuomo ganó los tres mandatos como uno de los bastiones del Partido Demócrata basándose en la reducción de impuestos, presupuestos equilibrados y la educación pública, y fue un firme opositor a la pena de muerte.

Descendiente de italianos, católico y liberal, Cuomo era, además, partidario del aborto, postura que le había granjeado críticas de la Iglesia católica.

Conocido por su carisma, su oratoria, su profunda religiosidad católica y por ser muy crítico con la administración de Ronald Reagan, al que le dijo en un célebre discurso la Convención Demócrata de 1984: “Señor presidente: usted debería saber que esta nación es más ‘historia de dos ciudades’ que una ‘ciudad brillante en la colina”, como él la había definido.

No obstante, Cuomo con su política favoreció la explosión “yuppie” de Wall Street durante su mandato, años críticos para formar a Nueva York como ciudad y el estado ideales para los negocios, ofreciendo reformas fiscales y demostrando una gran habilidad para cuadrar presupuestos.

Además, cerró la planta nuclear de Shoreham, en Long Island, zanjando una larga polémica sobre los riesgos de la misma y ganándose una popularidad que le hizo sonar como candidato a la presidencia de EEUU por parte del Partido Demócrata.

Esto nunca llegó a suceder a pesar de ser considerado el favorito de su grupo político, debido a sus cabilaciones sobre su ambición política que le hicieron ser apodado como “El Hamlet del Hudson“.

Cuando Bill Clinton quiso contar con él para el Tribunal Supremo, también se echó atrás en el último momento.

Cuomo, nacido el 15 de junio de 1932, también fue secretario del estado de Nueva York entre 1975 y 1978, para ocupar posteriormente el cargo de teniente gobernador del mismo estado.

Según el comunicado de la oficina del gobernador de Nueva York, los detalles del funeral serán comunicados próximamente.