Leyes laborales del siglo pasado, para familias del siglo XXI

La Acción Ejecutiva del Presidente es un primer paso para ayudar a los hogares

Guía de Regalos

Leyes laborales del siglo pasado, para familias del siglo XXI
Muchas familias no se pueden permitir tomarse un permiso de maternidad sin salario.
Foto: Shutterstock

Estar embarazada es uno de los acontecimientos mas bellos en la vida de una mujer. Son nueve meses de sueños y planes. Pero en Estados Unidos, es también un riesgo. Las leyes laborales de los EEUU son de hace varias décadas cuando la mayoría de las familias tenían una ama de casa y no dos adultos con trabajos.

Hoy, el 70.5% de mamás en el país trabajan, comparado con el 38% en 1963, según las últimas estadísticas anuales del Departamento de Trabajo. Sin embargo, EEUU sigue siendo uno de tres países (de los 185 revisados) en que la legislación federal no prevé el derecho de las trabajadoras a licencias pagadas de maternidad, según un estudio de la Organización Internacional de Trabajo.

Esta falta de protección le ha costado a muchas mujeres en EEUU escoger entre una vida de familia y una carera. Tanto, que muchas esperan hasta que su embarazo sea visible para comunicarlo a sus superiores.

“Se nos hace difícil asegurar que somos un líder global cuando ni si quiera estamos dando protección básica y fundamental a nuestros trabajadores”, explica Steve Smith, el director de comunicaciones en la Federación de Trabajo de California.

La semana pasada, el presidente Barack Obama firmó una acción ejecutiva con la que actualiza, si bien parcialmente y dadas sus limitaciones en Washington, esta situación.

Con la orden se permite a la mayoría de empleados federales tomarse seis semanas de maternidad o paternidad pagada y otras seis más sin paga, si es necesario. El Presidente también pidió al Congreso, que raramente deja avanzar este tipo de legislación, que adopte una ley “Healthy Families Act” que dará a los estadounidenses siete días al año pagados de baja por enfermedad .

Aunque esto es un paso adelante, hay mucho por hacer para que EEUU deje de ser el único país industrializado del mundo que no otorga licencia pagada de maternidad bajo la ley. “Este paso se esperaba hace mucho tiempo; el Congreso va a luchar fuerte contra esta ley”, dijo Smith.

“En California hemos liderado el camino con nuestras leyes estatales”, explica.

Hace una década que California empezó a aplicar leyes para ayudar a las familias. Bajo estas, se garantiza una licencia de maternidad o paternidad, eso si, sin paga, hasta por cuatro meses.

El estado también ofrece seguros con un porcentaje del salario para sus trabajadores. Sin embargo, hay muchas restricciones. Para calificar, el empleado tiene que haber trabajado para la compañía durante cierta cantidad de horas y meses, algo que la empresa controla.

El asunto no es solo un problema para las familias con bajos ingresos, aunque son estas las más afectadas.

Muchos padres no pueden darse el lujo de no trabajar y otros tienen que dejar a sus bebés recién nacidos con familiares o vecinos, debido a la necesidad económica.

Actualmente, las mujeres latinas son el grupo con los más bajos salarios en el país. Y aunque es ilegal a nivel federal que los empleadores despidan o discriminen a sus trabajadoras si están embarazadas, no hay una ley que se encargue de proteger sus salarios.

Clara Hernández, una hondureña de 31 años es mamá de tres hijos y tuvo que regresar a trabajar después de tres meses de licencia. “Nosotras salimos del embarazo y vamos casi directamente al trabajo, aunque ni si quiera estamos listas físicamente”, dijo la residente de Gardena.

Hernández, quien trabaja junto entre 40 y 50 horas, seis días a la semana junto con su esposo dice que ambos quisieran más tiempo como padres, pero no pueden por la necesidad y la falta de apoyo. “Tenemos que valorar más la maternidad”, dice.