Argumentos y realidades sobre el “Estado de la Unión”

Los principales puntos del discurso presidencial comparados con la realidad actual
Argumentos  y realidades sobre el “Estado de la Unión”
Un reto de Obama es conseguir más fondos para educación.
Foto: EFE

Washington — El presidente Barack Obama afirmó anoche que la “sombra de la crisis ha pasado” y defendió una ambiciosa agenda política para lo que resta de su mandato, mientras los republicanos replicaron con su letanía de quejas y su inequívoca oposición a las propuestas.

A continuación, una lista de algunos de los principales puntos del discurso presidencial, comparada con la realidad sobre el “Estado de la Unión”, con base a datos oficiales.

Obama dijo que en los últimos cinco años se han creado más de 11 millones de empleos en el sector privado.

  • Realidad: Según la Oficina de Estadísticas Laborales, sí se han creado más de 11 millones de empleos pero en ese mismo período el sector público ha perdido más de medio millón de trabajos, situando el número de nuevos empleos a 10,7 millones. La tasa de creación de empleos tuvo en 2014 un promedio de 250,000 al mes, una cifra mayor que al inicio de la recesión a finales de 2007, lo que da fundamento al argumento de Obama. Uno de los retos del gobierno será crear empleos con salarios que superen el ritmo de inflación.

Obama dijo que EEUU ha registrado mejoras significativas en puntajes de lectura y matemáticas; que la tasa de graduación de secundaria se encuentra en su punto más alto, y que ha aumentado la tasa de graduación en las universidades.

  • Realidad: El rendimiento académico de los estudiantes ha mejorado notablemente, pero los jóvenes estadounidenses continúan a la zaga frente a los de otros países industrializados, especialmente en matemáticas. La tasa de deserción en colegios universitarios llega hasta el 60% en algunos sitios. Entre los hispanos ha disminuido la deserción escolar y ha aumentado la tasa de ingreso a las universidades, según el Centro de Investigación Pew. El reto de la Administración Obama es lograr que el Congreso apruebe más fondos para registrar mejores resultados en este campo.

Entre las pocas frases sobre este tema, Obama dijo que vetará cualquier proyecto de ley que revierta sus alivios migratorios y atacó la idea de continuar separando a las familias mediante las deportaciones.

  • Realidad: Obama sigue afrontando un Congreso hostil a la reforma migratoria, una de sus promesas incumplidas. El mandatario ha deportado a más de dos millones de indocumentados desde 2009, aunque su nuevo enfoque será deportar a criminales y no a familias. Los grupos pro-inmigrantes aplauden los alivios migratorios pero critican a Obama por la continua detención y deportación de madres y familias con niños pequeños detenidos en la frontera sur.

EDITORIAL: Un país justo con todos

Obama destacó los logros de su gobierno para combatir el cambio climático, mejorando la exploración y uso de las fuentes de energía, y protegiendo más terrenos y recursos hídricos públicos.

  • Realidad: La Administración Obama aumentó en 2014 la zona protegida del llamado Monumento Nacional de las Islas Pacíficas Remotas, de unas 87,000 millas cuadradas a más de 490,000 millas cuadradas, pero antes de ese año su récord fue menor que el de su antecesor. La expansión de esta zona protegida se ha ganado elogios, aunque tiene un impacto limitado porque, pese a que prohíbe la pesca comercial y otras actividades de exploración submarina, el área ya registra un bajo nivel de horadación en ultramar. El gobierno de Obama ha aumentado la regulación del uso de energía pero afronta grandes retos para reducir las emisiones tóxicas y aumentar la producción de “energía limpia”.

Obama dijo que gracias al liderazgo político y militar de EEUU, se está frenando el avance del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria.

  • Realidad: Estados Unidos ha registrado un progreso significativo contra ISIL en Irak, pero no ha logrado frenar por completo su avance en Siria, donde la campaña de bombardeos aéreos iniciada hace tres meses no ha impedido su expansión en ese país. Para destruir al grupo terrorista, el reto de la Administración Obama es capacitar y armar a grupos rebeldes moderados, y que el Congreso apruebe el uso de la fuerza contra ISIS.