Declaran epidemia de influenza en Puerto Rico

Se han registrado más de 3,000 casos en las semanas que van del año e incluso hospitalizaciones de algunas embarazadas
Sigue a La Opinión en Facebook
Declaran epidemia de influenza en Puerto Rico
Foto: Foto: Archivo

San Juan – Ante la baja demanda de la vacuna contra la influenza, los casos de gripe en la isla van en aumento.

La agencia EFE informó que las autoridades de Puerto Rico declararon la existencia de una epidemia de gripe o influenza en la isla, después de que se han registrado un total de 3,124 casos en lo que va del año y 140 hospitalizaciones.

“Durante la primera semana epidemiológica del año hubo un aumento repentino en el número de casos y tuvimos la primera muerte por influenza de la temporada 2014-2015“, explicó en una conferencia de prensa la secretaria de Salud de Puerto Rico, Ana Ríus Armendáriz.

Añadió que “ya llevamos tres semanas con una tendencia sostenida de aumento en casos de influenza y hospitalizaciones por esta enfermedad”.

“Estos factores, entre otros, nos llevan a hacer esta declaración de epidemia”, apuntó la secretaria, que exhortó a la ciudadanía a vacunarse pero recordó que “además es de suma importancia mantener una buena higiene”.

La doctora Brenda Rivera García, Epidemióloga del Estado, llamó la atención sobre el hecho de que 10 de las 140 hospitalizaciones contabilizadas fueron de mujeres embarazadas (el 7.2%).

“Es sumamente preocupante ver estos números. Las mujeres embarazadas deben saber que la vacuna es segura y, además de protegerte a ti, protege a tu bebé en gestación e incluso después de nacer”, subrayó.

Ríus añadió que “podemos prevenir muchísimas infecciones con tan sólo lavarnos las manos frecuentemente con agua y jabón. Para momentos en que no sea factible acceder un baño o lavamanos, carguemos con un jabón antiséptico para manos o producto para lavado en seco como los ‘hand sanitizers’ en nuestras carteras, mochilas o carros”.

A la hora de toser o estornudar, explicó que hay que “cubrirse la boca y la nariz con el interior del codo o un pañuelo desechable”, ya que “de esta forma, evitamos contaminar las manos y contagiar a aquellos con los que entremos en contacto”.

“Si ya se siente enfermo, consulte a su médico de inmediato y absténgase de asistir al trabajo o la escuela”, reclamó, tras instar a la pronta vacunación de la población con mayor riesgo: niños menores de cinco años, mujeres embarazadas o lactantes, mayores de 65 años de edad y personas con asma, diabetes, obesidad, cáncer, enfermedad pulmonar o cardiaca, o fallo renal o hepático.

Según datos del director del Programa de Vacunación, Ángel Rivera García, hasta el momento se ha vacunado el 6% de la población de la isla.