Más agentes de la Patrulla Fronteriza portarán cámaras personales

La agencia responde a las quejas por el abuso de fuerza excesiva en la frontera

Guía de Regalos

Más agentes de la Patrulla Fronteriza portarán cámaras personales
Agentes de la Patrulla Fronteriza escoltan a indocumentados detenidos en la frontera en Texas.
Foto: Getty Images

WASHINGTON – Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) expandirá sus pruebas piloto de cámaras como parte del uniforme de sus agentes al oeste de Texas, Nuevo México, Florida, Washington, Oregon y Michigan.

El programa piloto que comenzó a finales de 2014 en el centro de entrenamiento de la Patrulla Fronteriza en Artesia, Nuevo México, es el último esfuerzo de la CBP para responder a las preocupaciones de los residentes de la frontera sobre la alarmante tendencia de uso excesivo de la fuerza por parte de sus agentes.

“Finalmente, los gritos de acoso, abuso de poder y el miedo de los miembros de la comunidad de la frontera han sido escuchados”, dijo Vicki Gaubeca, directora de del Centro Regional de Nuevo México para los Derechos Fronterizos de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

“Equipando a los agentes de la Ptrulla Fronteriza en los puertos de entrada con cámaras que llevan en su cuerpo ayudará a proteger a las víctimas de abuso y, si se utiliza adecuadamente, estas cámaras ayudarán a asegurar que la interacción de la CBP con miembros de la comunidad es justa y legítima”, dijo Gaubeca.

Al menos 39 personas han muerto y decenas han resultado gravemente heridos desde enero de 2010 en los encuentros con CBP, la agencia policial más grande del país. Casi 34 de esas muertes fueron el resultado del uso de fuerza letal por parte de los agentes de CBP.

El 2014 fue el año más violento a manos de agentes de CBP desde que los grupos de derechos humanos comenzaron a rastrear incidentes en enero de 2010. La tendencia ha continuado en 2015 dado que el personal de la CBP han participado en múltiples tiroteos en las últimas semanas.

“La implementación de cámaras anexas a su cuerpos tiene el potencial de impulsar significativamente el reciente compromiso de la CBP con la transparencia y la rendición de cuentas”, dijo Chris Rickerd, consultor para ACLU.

“Aunque acogemos con satisfacción las cámaras como un paso adelante, no son una solución completa al preocupante historial de uso excesivo de fuerza y otros abusos de la CBP. Debemos ver otras reformas tangibles a la cultura de la agencia, tales como un proceso de queja de respuesta y el fin de la discriminación racial”.

En octubre de 2012, la ACLU pidió a los funcionarios de la CBP adoptar el uso de cámaras en el cuerpo, con protecciones de privacidad adecuadas, como una buena práctica para la policía.

En septiembre de 2013, la CBP anunció que sus nuevas iniciativas incluirían un programa piloto para incorporar el uso de la grabación de vídeo en agentes de CBP y oficiales.